Colombia busca reanudar conversaciones con el ELN en Cuba

El canciller de Colombia, Alvaro Leyva, anuncio el jueves en Cuba la intención de su gobierno de reanudar el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), en una declaración con su homólogo cubano Bruno Rodríguez, que expresó la disposición de su país de apoyar este proceso.

«Aspiramos a reanudar el diálogo con el ejército de Liberación Nacional (ELN) en esta tierra de paz a fin de iniciar el camino propuesto» por el presidente Gustavo Petro de alcanzar la paz, dijo Leyva en una declaración ante la prensa.

La delegación del gobierno de Colombia viajó a La Habana para sondear la voluntad de paz del ELN, según informó más temprano Petro, quien ha manifestado su deseo de reiniciar diálogos con esa guerrilla.

En la declaración, Leyva rechazó la «calificación de patrocinador del terrorismo» que el gobierno de Estados Unidos ha dado a Cuba, al reincluirlo en una lista negra.

Por su parte, Rodríguez dijo que Cuba ve «una oportunidad para retomar el diálogo (con el ELN) y avanzar hacia la paz de la manera en que lo decidan las partes. Estaremos al servicio de lo que las partes soliciten».

Además agradeció el llamado de Colombia «para que se ponga fin a la ilegítima designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo», indicó, al denunciar que Estados Unidos «usó como pretexto» para ello «la presencia de la delegación de paz de ELN» cuando fue acogida por Cuba, a petición del entonces presidente Juan Manuel Santos.

Agregó que el exmandatario colombiano Iván Duque, quien sucedió a Santos, «manipuló políticamente y desconoció los actos de Estado sucritos al amparo del derecho internacional».

Esa designación «infundada e injusta» ha generado «incalculables costos» y una grave «consecuencia humanitaria» a Cuba.

El expresidente (2010-2018) y Nobel de Paz Juan Manuel Santos, que negoció en La Habana la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), también sostuvo en la isla diálogos de paz con el ELN, pero Duque los sepultó tras un atentado contra una escuela de la Policía que dejó 22 muertos, además del agresor.