Enfermedad que mató a niños indígenas waraos sigue siendo un misterio

La gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, informó el sábado que hasta el momento se mantiene como un misterio la enfermedad que ha cobrado la vida de 13 niños indígenas waraos en las comunidades Sakoinoko, Mukoboina y Yorinanoko.

«Hasta ahora han dado negativo a tuberculosis, chikungunya, dengue, paludismo, meningitis, neumococo», afirmó la funcionaria en relación a los resultados de las muestras analizadas.

A pesar de esto, señaló que se han tomado muestras adicionales bajo los protocolos establecidos y con el consentimiento de las comunidades para su cultivo en laboratorios genéticos, publicó Tanetanae.

Hernández destacó asimismo que más de 200 profesionales médicos están trabajando para atender y controlar los casos en estas comunidades. Subrayó que hasta el sábado no se había registrado ningún fallecimiento en los últimos cinco días.

La gobernadora respondió a la información difundida en un sitio web de noticias vinculado al Vaticano en el que se afirmó que las autoridades no habían abordad el problema sanitario.

Por eso, expresó su desaprobación hacia lo que calificó como «noticias generadas por una parte de la iglesia católica» y lamentó que estas informaciones no reflejen las acciones que, según ella, se están llevando a cabo en la región.

«Desde que comenzó esta situación endémica en tres comunidades, hemos actuado de inmediato», concluyó Hernández.

Con información de EN

Verificado por MonsterInsights