Más Noticias

Información al instante

La justicia francesa multa a Google con 2 millones de euros por su tienda de aplicaciones

Una de las cláusulas imponía que los desarrolladores debían aplicar un precio para sus aplicaciones dentro de un rango definido por Google, que a continuación recuperaba el 30% de cada venta en su Play Store.

El tribunal de Comercio de París impuso el lunes a Google una multa de 2 millones de euros (2,2 millones de dólares) por prácticas abusivas hacia los desarrolladores de aplicaciones móviles, según la sentencia consultada este martes por la AFP.

El Ministerio de Economía llevó a la empresa estadounidense ante la justicia en 2018 por «imponer tarifas» a las empresas emergentes francesas que querían vender sus aplicaciones en sus plataformas, recuperar sus datos y poder modificar «unilateralmente» los contratos.

El tribunal consideró que las siete cláusulas controvertidas del contrato de distribución, fechadas del 5 de mayo de 2015 al 2 de julio de 2016, las «impuso Google sin una negociación efectiva».

Estas cláusulas «reflejan el sometimiento o el intento de someter a los desarrollados de aplicaciones a obligaciones que crean un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones de las partes», agregó.

Una de las cláusulas imponía que los desarrolladores debían aplicar un precio para sus aplicaciones dentro de un rango definido por Google, que a continuación recuperaba el 30% de cada venta en su Play Store.

Por «la gravedad de sus prácticas», Google deberá abonar una multa de 2 millones de euros por «atentar contra el orden público económico» y deberá modificar sus polémicas cláusulas en un plazo de 3 meses.

«Android y Google Play ofrecen a los desarrolladores más opciones que cualquier otra plataforma y la posibilidad de llegar a un público cada vez más amplio», dijo la compañía a la AFP.

El grupo señala que ya modificó varias de las cláusulas señaladas por el tribunal y que recientemente revisó a la baja su comisión para los pequeños desarrolladores y para los abonos.

El gigante estadounidense Apple espera también una decisión de la justicia francesa, tras otra denuncia en 2018 del ministerio de Economía.

Ambas empresas están sometidas a una fuerte presión mundial para limitar su posición dominante en el lucrativo mercado de las aplicaciones móviles.