Luisa Ortega Díaz bajo investigación por Justicia de EEUU

Luis Ortega Díaz, la ex fiscal general de Venezuela destituida de manera ilegal por sus antiguos aliados chavistas cuando se volvió crítica del régimen de Nicolás Maduro, está bajo investigación por la Justicia de Estados Unidos en un caso de presuntos sobornos cobrados a un empresario bajo juicio, reiteró este miércoles la agencia internacional de noticias AP.

El twitter remite a un reporte de abril pasado firmado por el propio periodista Joshua Goodman, reconocido corresponsal de AP para América latina basado en Miami. Los fiscales del caso están tomando pasos adicionales contra un funcionario oficial venezolano de alto rango implicado en los casos de sobornos, dice.

Un oficial no identificado dijo antes que se trata de la ex fiscal  general Luisa Ortega Díaz, según la información.

“La ex funcionaria, Luisa Ortega, no es mencionada por su nombre en el caso federal de Miami. Pero al declararse discretamente culpable el lunes de un único cargo de conspiración para defraudar a los Estados Unidos, el empresario Carlos Urbano Fermín admitió haber pagado alrededor de un millón de dólares en sobornos a un “fiscal de alto rango” en Venezuela como “seguro” contra cualquier investigación sobre sus extensos contratos de construcción con la gigante petrolera estatal PDVSA”, escribía entonces Goodman.

El funcionario venezolano no identificado es Ortega, dijeron las dos personas familiarizadas con el caso. Aceptaron dar los detalles sólo si no se les citaba por su nombre porque no debían hablar de la investigación, que aún está en curso, agregaba entonces.

En Madrid

Esta ex funcionaria del régimen chavista se encuentra ahora en Madrid, España, en un proceso de solicitud de asilo. Hasta finales de año 2021 vivía en Bogotá, Colombia y se presentaba como fiscal en ejercicio reconocida por algunos gobiernos que desconocen al régimen de Maduro.

Ortega Díaz cayó en desgracia de sus amigos chavistas cuando en 2017 denunció públicamente los asesinatos a mansalva de manifestantes por parte de las fuerzas del orden, durante la represión de las protestas callejeras que se extendieron durante cinco meses exigiendo la salida de Maduro del poder.

La destituyó la Asamblea Constituyente, un organismo chavista creado para terminar de aniquilar las funciones del ya menguado parlamento (Congreso, la Asamblea Nacional) donde la oposición tenía mayoría absoluta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.