Migrantes venezolanos en Chicago prefieren dormir en carpas y aguantar el frío que ir a refugios

Recientemente, en medio de la ola de migrantes que ha llegado a Chicago (Estados Unidos), los cuales habrían sido trasladados desde el estado de Texas, para minimizar el impacto migratorio en este territorio americano, muchos venezolanos han expresado que prefieren dormir en carpas, en medio del frío, que acudir a los refugios dispuestos para ellos.

De acuerdo con lo referido por migrantes consultados por Univisión, la principal razón de esta preferencia tiene que ver con que, en los refugios, se pueden contagiar de enfermedades, como gripe e incluso tuberculosis, ya que están atiborrados de personas.

«En el refugio es peor: hay gripe, tuberculosis, todo junto. 1.200 personas juntas, ¡imagínese!», manifestó Dennys Díaz, un migrante venezolano.

Así mismo, su compatriota Alexis Sánchez también expresó que prefiere dormir en carpa, aguantando las temperaturas de hasta -9°C, que acudir a un refugio.

De hecho, algunos de los recién llegados admiten que no se han podido acoplar a la comida o a las reglas que hay en los refugios, por lo que han preferido irse a dormir en carpa.

Según datos que maneja este medio, hasta el 5 de enero, han llegado a Chicago 29.657 migrantes, de los que 14.703 están distribuidos en 27 albergues, 245 están en aeropuertos y unos 150 se encuentran en las calles alojados en carpas o durmiendo en autobuses.

La llegada masiva no solo se ha producido en Chicago, sino también en otras ciudades «santuario», como son Nueva York y Washington, a donde Texas estaría enviando a los migrantes que llegan a sus fronteras de forma irregular.

Esta acción está hecha en el marco de la operación Lone Star (Estrella Solitaria), según el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, para atender la crisis fronteriza y minimizar el índice delictivo en su estado.

Con información de Univisión

Verificado por MonsterInsights