Mueren al menos 60 migrantes en un naufragio en el sur de Italia

Las autoridades italianas han recuperado 60 cadáveres y rescatado a 80 personas después de que este domingo 26 de febrero naufragara la precaria embarcación en la que más de 200 personas llevaban cuatro días viajando desde Turquía.

Una veintena de ellos han sido trasladados al hospital de Crotone mientras que el resto permanece en un albergue.

Desde Irán, Pakistán y Afganistán hasta Turquía

La gran mayoría, todos menores de 30 años, provienen de Irán, Pakistán y Afganistán, y partieron hacia Italia desde el puerto de la localidad de Smirne, en el extremo occidental de Turquía.

“Es una enésima tragedia en el Mediterráneo que no puede dejar a ninguno indiferente”, lamentó el presidente de la República de Italia, Sergio Matterella, en un comunicado.

El mandatario apuntó que es “indispensable que la Unión Europea asuma finalmente la responsabilidad de gobernar el fenómeno migratorio para liberarlo de los traficantes de seres humanos”.

Por su parte, la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, denunció en un comunicado que “es criminal embarcar un barco de apenas 20 metros de eslora con hasta 200 personas a bordo y con previsión de mal tiempo”.

“El gobierno se ha comprometido a impedir las salidas, y con ellas la perpetuación de estas tragedias, y seguirá haciéndolo, ante todo exigiendo la máxima cooperación de los estados de salida y de origen”, añadió.

Un nuevo decreto migratorio modifica las operaciones de socorro

La tragedia se ha producido tres días después de que el Parlamento de ese país aprobase el pasado jueves un nuevo decreto migratorio, elaborado por el gobierno liderado por los ultraderechistas Hermanos de Italia, que modifica sustancialmente las operaciones de socorro de los buques de ONG.

Entre otras cuestiones, la norma obliga a pedir la asignación de un puerto tras el primer rescate de un grupo de migrantes y a dirigirse a esa localización sin desviarse para localizar otras embarcaciones en peligro.

Además, las ONG han denunciado en repetidas ocasiones que desde hace meses las autoridades italianas asignan puertos lejanos, en el norte y centro de Italia, a los que tardan en llegar hasta cuatro y cinco días desatendiendo sus operaciones en la zona del Mediterráneo central, donde naufragan la mayoría de este tipo de embarcaciones.

“Es intolerable que la única vía de acceso a Europa sea el mar. La ausencia de una misión europea de búsqueda y rescate es un crimen que se repite cada día”, protestó la ONG SeaWatch en sus redes sociales.

El papa pide rezar por los migrantes muertos en la costa de Italia

El papa Francisco lamentó la muerte de estos migrantes. “Esta mañana me he enterado con dolor del naufragio ocurrido en la costa calabresa, cerca de Crotone. Rezo por cada uno de ellos, por los desaparecidos y por los demás supervivientes”, indicó al término del Ángelus dominical pronunciado en la Plaza de San Pedro.

Verificado por MonsterInsights