Más Noticias

Información al instante

Profesor de la Unes es acusado de homicidio y acosador sexual de estudiantes

Estudiante
El docente regresó al país y empezó a llevarle, ocasionalmente, “unos 10 o 20 dólares a la mamá del muchacho. Eso generó más suspicacia en la familia”

Hace un año empezó la investigación contra el exsupervisor indentificado como Luis Lino, jefe de Poliurdaneta, abogado y profesor de la Universidad Nacional de la Seguridad (UNES). Se le acusaba de la desaparición forzosa del estudiante Robert de Jesús Salcedo Espinoza (20). Doce meses después, la investigación termina en un homicidio tras el hallazgo de una osamenta en una granja propiedad del docente universitario y el señalamiento de alumnos de acoso sexual por su parte. Según los estudiantes, les ofrecía cupos en el alma mater “a cambio de favores sexuales”.

Salcedo comenzó una amistad con el docente y ya para inicios de 2020 empezó el proceso de inscripción en la UNES y antes de que arrancaran las clases desapareció, el 3 de marzo de 2020. “No sabemos qué pasó. Su mamá recibió una llamada del acusado diciéndole que se habían ido a Colombia y que mi primo no quería saber nada de nosotros”, detalló, una prima de la víctima.

El docente regresó al país y empezó a llevarle, ocasionalmente, “unos 10 o 20 dólares a la mamá del muchacho. Eso generó más suspicacia en la familia”, acotó uno de los investigadores, quien aseguró que en el acercamiento con la familia de Salcedo, el profesor insistía en que el joven no quería saber nada de ellos y que nunca regresaría.

La investigación en contra del sujeto inició tras la insistencia de la hermana gemela de Salcedo, quien presentía que algo le había pasado a su pariente. Primero iniciaron una búsqueda por Colombia, su hermana residía por allá e hizo las diligencias. Al no tener pistas, acudieron a la Delegación Maracaibo del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y denunciaron.

La Policía científica citó a otros funcionarios allegados al profesor. Todo indica que este no actúo solo y buscan cómplices en los cuerpos de seguridad.

En la UNES se comentaba sobre las andanzas del docente, pero nunca hubo una denuncia formal de Acosta en contra del ahora detenido. “Sabíamos que se hacía el rudo, el difícil con los nuevos ingresos. Ahora nos enteramos que contactaba a los aspirantes de manera privada para ofrecerles el ingreso a cambio de favores”, comentó un compañero sin dar mayor explicación sobre qué tipo de favores solicitaba el exfuncionario.

El docente regresó al país y empezó a llevarle, ocasionalmente, “unos 10 o 20 dólares a la mamá del muchacho. Eso generó más suspicacia en la familia”

Los Salcedo piden apoyo a las víctimas de acoso, a todos aquellos que recibieron una propuesta indecorosa por parte del docente universitario. Quieren que se haga justicia y que nadie más sufra lo que vivió Robert ni la familia.