Más Noticias

Información al instante

Alex Saab

Diosdado Cabello admitió este miércoles 20 de octubre que el empresario barranquillero Alex Saab, acusado de ser testaferro de Nicolás Maduro, era la pieza clave del Palacio de Miraflores para burlar las sanciones internacionales.

“El señor Alex Saab estuvo en Venezuela desde hace unos 12 años, trabajando con el gobierno venezolano en lo que él sabía hacer bien, que era el ramo comercial”, confesó Diosado en su show transmitido en la televisora estatal.

“Luego, cuando las cosas se pusieron duras, que es cuando uno pulsa quién es quién, cuando las cosas se pusieron duras, el señor Alex Saab fue uno de los pocos en decir presente. Eso tiene un mérito”, expresó.

Sin lugar a dudas, Diosdado admitió que Saab fue uno de los encargados de burlar todas las persecusiones del imperialismo contra la patria”.

Diosdado añadió que el empresario recientemente extraditado a Florida “fue capaz de traer a Venezuela hasta gasolina, medicina, alimentos… ¿Qué le pagaron?, sí, claro, claro. A cualquiera se le podía pagar, pero muy pocos querían ocupar ese rol”.

«Su único delito traer comida con los CLAP», expresó este lunes 18 de octubre Nicolás Maduro, quien rechazó una vez más la extradición desde Cabo Verde a los Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, procesado judicialmente por blanqueo de dinero y señalado de ser el principal testaferro de Nicolás Maduro.  

«No sé qué va a pasar con esa oposición extremista; porque lo que han hecho no tiene nombre, su único delito traer comida con los CLAP, su único delito es traer medicinas; esas medicinas las traía Alex Saab, era un hombre que servía para la estabilidad», sostuvo Maduro durante una alocución transmitida por Venezolana de Televisión (VTV).

Maduro recalcó que se retiran de las negociaciones con la oposición en México por considerar un atropello la extradición de Saab, la cual insistió se trató de un «secuestro».  

«Con el secuestro de Alex Saab, sencillamente, Estados Unidos y la oposición pitiyanqui rompieron todas las reglas del juego, del respeto, de la convivencia, cuando han secuestrado, violando internacional, a un miembro de la comisión de diálogo en México, a un diplomático venezolano representante ante el mundo para traer alimentos, medicinas, gasolina, a nuestro país como lo trajo. Le metió una puñalada por la espalda y el gobierno gringo tenía conocimiento, porque se lo hicimos saber, de que si ellos secuestraban a nuestro representante diplomático que estaba luchando por su libertad en Cabo Verde nosotros íbamos a tomar medidas contundentes, que están en pleno desarrollo ahora. La primera fue suspender esos diálogos y punto», dijo. 

«Ahora van a salir a dárselas de modositos, sale un imbécil del Departamento de Estado a decir las mismas palabras de Gerardo Blyde, declararon igualito los dos, imbécil, imbéciles. Dizque a Maduro no le interesa los intereses del país, de Venezuela. Si no hay respeto a las reglas de juego, al derecho internacional, ¿qué hacemos nosotros ahí? Nosotros nos tragamos varios sapos para aceptar y construir el camino del diálogo con la oposición extremista, vende patria de Guaidó y compañía. Tenemos estómago para aguantar eso», sostuvo. 

El Centro Federal de Detención (FDC por sus siglas en inglés) de Miami Dade, al sur de Florida, será el lugar de reclusión de Saab, quien fue extraditado el sábado 16 de octubre desde Cabo Verde, donde estuvo detenido desde mediados de 2020.  

La primera foto de Saab detenido en Estados Unidos se hizo pública durante la tarde del domingo 17 de octubre gracias a la página Florida Arrest.

El centro es capaz de albergar a al menos 1.166 reclusos, la mayoría detenidos preventivamente a la espera del desarrollo de procesos judiciales en su contra, como es el caso de Saab, quien será imputado por blanqueo de dinero y es señalado de ser uno de los más importantes testaferros de Nicolás Maduro.

Saab enfrentará el esperado proceso ante la justicia noteamericana, que lo acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Sin embargo, Saab podría decidir colaborar con las autoridades para reducir una condena que alcanzaría los 20 años de prisión, y así ayudar a desmantelar la extensa red de negocios con la construcción de viviendas prefabricadas, la importación de alimentos de mala calidad y con sobreprecio, la venta de oro y la importación de gasolina por parte del chavismo a países aliados eludiendo las sanciones del propio EEUU.

Por tanto, el guardián de los negocios más oscuros de Miraflores tiene valiosísima información sobre Maduro, que podría usar para reducir su condena y eso es lo que más se teme desde el chavismo. 

El fiscal general de Nicolás Maduro, Tarek William Saab, informó que fue designado el fiscal 61 Nacional para investigar y sancionar a los animadores Jean Mary Curró y Álex Goncalves por los comentarios hechos con respecto a las solicitudes de ayuda que había hecho el animador Dave Capella, quien falleció por consecuencia del covid-19.

A través de su podcast, Curro y Golcalves acusaron a Capella de estafador porque estaba pidiendo ayuda económica para afrontar la lucha de su familia contra el covid-19.

«Designado el fiscal 61 Nacional para investigar y sancionar los delitos cometidos públicamente por los sujetos Jean Mary Curró y Alex Goncalves, quienes haciendo uso delictivo de las redes sociales calificaron de estafador a Dave Capella mientras este fallecía por covid-19″, señaló Saab a través de Twitter.

Cuando Capella falleció, los usuarios de las redes sociales estallaron contra los comediantes, incluso el fiscal chavista usó calificativos para referirse a los comediantes.

«Son sicarios a sueldo quienes escudándose en programas de radio, redes sociales o televisión, se dedican impunemente a linchar públicamente a sus semejantes sin importarles el luto o el dolor por el que puedan estar sufriendo», sentenció.

El Tribunal Supremo de Justicia de Cabo Verde autorizó este miércoles 17 de marzo la extradición del empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, a Estados Unidos, por blanqueo de dinero.

Según el veredicto, al que tuvo acceso Efeel Supremo rechazó el recurso de apelación de la defensa de Saab y confirmó la decisión de una corte inferior de aprobar la entrega del empresario, detenido en el país africano desde el pasado 12 de junio a petición de EEUU.

Según detalló el diario colombiano El Tiempo, la decisión da «vía libre» para que el empresario sea trasladado al aeropuerto Amílcar Cabral de Isla de Sal, donde sería recogido por la DEA para enviarlo a EEUU.

«Aún falta que la Oficina de Relaciones Exteriores sea notificada por Cabo Verde; esta le notifique al Departamento de Estado, para que el de Justicia proceda», informó a El Tiempo una fuente federal.

UNA DETENCIÓN DE NUEVE MESES

El empresario, de 49 años, fue detenido el pasado 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla caboverdiana de Sal, tras una petición de EEUU a través de Interpol.

Caracas señaló entonces que él es un ciudadano venezolano y un “agente” del régimen que estaba “en tránsito” en Cabo Verde, por lo que sus abogados sostienen que “tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela”.

El nombre de Saab surgió en prensa cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega le acusó en 2017 de ser un testaferro de Maduro.

El empresario, nacido en Barranquilla (Colombia) y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, cuyas ayudas se entregan a los más pobres, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se habrían lucrado con “cientos de millones de dólares”.

Washington también presentó cargos contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Según EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y Pulido se confabularon con otros para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington tiene jurisdicción en el caso.

Cabo Verde mantiene su posición favorable a la extradición del empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, a Estados Unidos, país que le reclama por supuesto blanqueo de dinero, confirmó hoy a Efe el fiscal general caboverdiano, Luis José Landim.

Las autoridades de ese país insular de África occidental “mantienen la misma posición de siempre” sobre el empresario, detenido allí a petición de Washington desde el 12 de junio de 2020, afirmó Landim en un mensaje remitido a Efe por su equipo de prensa.

El procurador general de la República reaccionó de esa manera al veredicto emitido este lunes por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), bloque al que pertenece Cabo Verde, contra la extradición de Saab a EEUU.

“La posición de la Fiscalía no ha cambiado en relación con el proceso de extradición del señor Álex Saab ni con respecto a la aceptación de la jurisdicción o supremacía de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la CEDEAO sobre el orden jurídico interno” de Cabo Verde, subrayó Landim.

El Gobierno y una corte del país africano han aprobado la entrega del supuesto testaferro, nombrado por Maduro “enviado especial” y “representante permanente adjunto” ante la Unión Africana, pero éste apeló ante el Supremo Tribunal de Justicia de Cabo Verde.

El abogado nigeriano Femi Falana, que dirigió la defensa de Saab ante el Tribunal de la CEDEAO, con sede en Abuya (Nigeria), dijo este lunes a Efe que el fallo de esa corte, que exigió la libertad inmediata del detenido, “no puede ser ignorado” por Cabo Verde.

Landim señaló a finales del año pasado que su país no tiene ninguna obligación de cumplir las órdenes del tribunal africano, pues no ha ratificado el protocolo que otorga jurisdicción a ese organismo en casos de derechos humanos.

El tribunal tiene jurisdicción para escuchar quejas individuales sobre posibles violaciones de derechos humanos desde la aprobación de su Protocolo de 2005.

El fiscal sostiene que el caso de Saab debe seguir sus trámites legales en Cabo Verde, estando el Ministerio Público a la espera de la decisión de la Justicia sobre su extradición a Estados Unidos.

El Tribunal de la CEDEAO ya se pronunció a finales de 2020 a favor del arresto domiciliario del presunto testaferro, que éste solicitó alegando problemas de salud en prisión y que las autoridades caboverdianas -pese a remarcar que esa corte carece de jurisdicción en este caso- acabaron cumpliendo a regañadientes.

UNA DETENCIÓN DE NUEVE MESES

El empresario, de 49 años, fue detenido el pasado 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla caboverdiana de Sal, tras una petición de EEUU a través de Interpol.

Caracas señaló entonces que él es un ciudadano venezolano y un “agente” del régimen que estaba “en tránsito” en Cabo Verde, por lo que sus abogados sostienen que “tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela”.

El nombre de Saab surgió en prensa cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega le acusó en 2017 de ser un testaferro de Maduro.

Las autoridades de ese país insular de África occidental “mantienen la misma posición de siempre” sobre el empresario, detenido allí a petición de Washington desde el 12 de junio de 2020, afirmó Landim en un mensaje remitido a Efe por su equipo de prensa.

El empresario, nacido en Barranquilla (Colombia) y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, cuyas ayudas se entregan a los más pobres, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se habrían lucrado con “cientos de millones de dólares”.

Washington también presentó cargos contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Según EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y Pulido se confabularon con otros para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington tiene jurisdicción en el caso.