Más Noticias

Información al instante

AstraZeneca

Una enfermera de 27 años, vacunada este miércoles con el preparado contra la covid-19 de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca, falleció hoy en Georgia tras permanecer un día en coma, informaron las autoridades de este país.

“Podemos afirmar, de forma preliminar, que lo ocurrido es el resultado de una reacción alérgica severa a la vacunación, pero próximamente los expertos emitirán su veredicto oficial”, dijo el inmunólogo Bidzina Kulumbegov, uno de los asesores del Gobierno georgiano en asuntos relacionados con la pandemia de la covid-19.

La trabajadora sanitaria recibió la primera dosis de la vacuna en la ciudad de Ajaltsije, a 208 kilómetros al sur de Tiflis, y un día después sufrió un choque anafiláctico y fue hospitalizada.

Georgia comenzó la vacunación masiva contra el coronavirus el pasado 15 de marzo. Por el momento, el país caucasiano cuenta únicamente con los fármacos de AstraZeneca.

El país espera inmunizar al 60-65 % de su población, cerca de 1,7 millones de personas, a lo largo de este año.

La UE detuvo durante varios días la vacunación con este fármaco tras varios episodios trombóticos notificados en Europa, pero posteriormente países como España, Portugal, Alemania y Francia reanudaron la inoculación tras el dictamen de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) de que el fármaco es seguro.

Desde el inicio de la pandemia, en Georgia fueron detectados casi 277.000 casos de la covid-17, 360 de ellos en la última jornada.

La infección también fue la causa de nueve muertes en las últimas 24 horas, por lo que la cifra total de los fallecidos ha ascendido a 3.683.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó “por el momento” seguir utilizando la vacuna anticovid-19 AstraZeneca -cuyo uso se suspendió en varios países debido a posibles efectos secundarios, mientras sus expertos siguen evaluando los datos de seguridad.

“Por el momento, la OMS estima que el balance riesgos/beneficios se inclina a favor de la vacuna AstraZeneca y recomienda que las vacunaciones continúen”, indicó un comunicado de la agencia de salud de la ONU.

La OMS examina este martes 16 de marzo si la vacuna de AstraZeneca es segura, aunque por el momento sigue recomendado su uso, tras la suspensión decidida por varios países en Europa, donde se superaron las 900.000 muertes por covid-19.

Para evitar que se frenen las campañas de inmunización, los gobiernos se apresuraban a comprar masivamente otras vacunas: Brasil, donde la pandemia no arrecia, anunció la adquisición de 100 millones de dosis a Pfizer/BioNTech, y la Unión Europea acordó con estos laboratorios “acelerar” la entrega de 10 millones de dosis.

El pasado lunes, siete países europeos (Alemania, Francia, Italia, España, Eslovenia, Portugal y Letonia) se sumaron a la lista de aquellos que interrumpieron el uso de la vacuna del laboratorio anglosueco AstraZeneca, después de que se registraran problemas sanguíneos graves como trombos en personas inmunizadas. Los gobiernos están a la espera de la opinión de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Este martes, el grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la vacuna, que “ha examinado los datos y se encuentra en estrecho contacto con la EMA”, se reúne para estudiar si la vacuna es segura, anunció Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la agencia de la ONU.

Pero, por el momento, la organización aconseja seguir administrando este inmunizante contra el coronavirus.

No queremos que la gente entre en pánico y, por el momento, recomendamos que los países sigan vacunando con AstraZeneca”, dijo la responsable científica de la OMS, Soumya Swaminathan.

“Hasta ahora, no hemos encontrado un vínculo entre estos hechos y la vacuna”, añadió.

La EMA también llevará a cabo una “reunión extraordinaria” el jueves sobre esta vacuna, pero aseguró que sus beneficios siguen siendo mayores que los riesgos que conlleva el Covid-19.

Otros países europeos ya habían decido suspender su aplicación: Holanda, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Austria, Islandia y Bulgaria. Este martes, Suecia se sumó a ellos.

Desde Reino Unido, donde ya se ha administrado una primera dosis (de AstraZeneca o Pfizer/BioNTech) a casi 24,5 millones de personas, el primer ministro Boris Johnson, reafirmó el martes que la vacuna desarrollada por AstraZeneca con científicos de la Universidad de Oxford era “segura” y “extremadamente” eficaz.

A estas dudas sobre los efectos del fármaco se suman los problemas de suministro del laboratorio a la Unión Europea, por lo que el bloque “no excluye” presentar un recurso judicial contra el grupo farmacéutico, según indicó el martes el Secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

En otras regiones del mundo, varios países también decidieron interrumpir la aplicación del cuestionado inmunizante.

En Latinoamérica, el régimen venezolano anunció que no permitirá su uso, “en razón de las situaciones, las complicaciones, que se han presentado”, en palabras de la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo, también anunció que retrasaba el inicio de la campaña de la administración de AstraZeneca.

Pero en otra nación del sudeste asiático, Tailandia, donde también se había suspendido su uso, finalmente este martes se empezó a inyectar, y su primer ministro, Prayut Chan-O-Cha, recibió la primera dosis.