Más Noticias

Información al instante

Beato

Después de 72 años de haberse iniciado el proceso, el doctor José Gregorio Hernández Cisneros fue beatificado este viernes 30 de abril. El monseñor Aldo Giordano, nuncio apostólico en Venezuela, presidió la ceremonia que se desarrolló en la capilla del Colegio La Salle, en Caracas.

Aproximadamente 150 personas asistieron al acto, sobrio y emotivo, que comenzó a las 10:00 am, y en el que estuvo presente Yaxury Solórzano Ortega, la niña del milagro por el que fue beatificado el llamado médico de los pobres.

La pandemia cambió lo que pudo haber sido un rito multitudinario. Los ciudadanos, debido a las restricciones establecidas para prevenir los contagios de covid-19, debieron seguir el acto, al que no se le permitió el acceso a la prensa, a través de la televisión o las redes sociales: la transmisión comenzó con unas impresionantes tomas aéreas.

Diáconos, presbíteros, obispos y cardenales caminaron hacia el altar mientras de fondo sonaba, al ritmo de la danza zuliana, «Es nuestro Dios», una canción del compositor Luis Galián. Durante la ceremonia se escuchó un exquisito repertorio que incluyó los diferentes géneros musicales venezolanos, interpretados por la Schola Cantorum, grupos corales invitados así como la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho y músicos pertenecientes a otras orquestas del país.

En la ceremonia estuvieron también presentes Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento electo en 2020, y los ministros Carmen Meléndez, de Interior, Justicia y Paz; Vladimir Padrino López, de Defensa; y Jorge Arreaza, de Relaciones Exteriores, además de los diputados chavistas Nicolás Maduro Guerra, Luis Eduardo Martínez, Pedro Infante, José Gregorio Vielma Mora y Rodbexa Poleo.

Muchos feligreses se concentraron en los alrededores de la Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria, en el centro de Caracas, donde reposan los restos mortales de Hernández. También en la parroquia La Pastora, justo en el lugar donde fue arrollado Hernández en 1919.

El cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, acompañado de la postuladora Silvia Correale y el vicepostulador monseñor Tulio Ramírez Padilla, pidió al nuncio apostólico Giordano que procediera con la beatificación del venerable.

«Su eminencia reverendísima, la Arquidiócesis de Caracas y la Iglesia en Venezuela ha pedido humildemente a su santidad el papa Francisco que se digne a inscribir en el número de los beatos al venerable siervo de Dios José Gregorio Hernández Cisneros», expresó Porras.

El cardenal manifestó que la celebración no es solo de todos católicos y de los venezolanos, sino también de hombres y mujeres de otros pueblos, lenguas y culturas.

Se escuchó una breve biografía del doctor Hernández, quien murió el 29 de junio de 1919. Posteriormente, Giordano leyó las letras apostólicas que contienen la fórmula de beatificación, anunciando lo que muchos venezolanos esperaban desde hace muchos años escuchar:

«Con nuestra autoridad apostólica concedemos que el venerable siervo de Dios José Gregorio Hernández Cisneros, fiel laico, experto en la ciencia y excelente en la fe, que reconociendo en los enfermos el rostro sufriente del Señor como el buen samaritano, los socorrió con caridad evangélica curando sus heridas del cuerpo y del espíritu, de ahora en adelante sea llamado beato y que sea celebrado cada año, en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho, el 26 de octubre».