septiembre 25, 2021

Más Noticias

Información al instante

Bolivia

El presidente boliviano Luis Arce ha anunciado la decisión de su Gobierno de cerrar las fronteras de Bolivia con Brasil por un período de una semana.

«En el marco de las medidas para proteger a la población, instruimos el cierre temporal de fronteras con Brasil, por 7 días», anunció Arce este jueves en su cuenta de Twitter. Asimismo, los Ministerios de Salud, de Gobierno y Relaciones Exteriores «dispondrán el cierre temporal de otros puntos, en base a la situación epidemiológica», agregó.

La medida entrará en vigor a las 00:00 horas del 2 de abril, y busca frenar el ingreso de la nueva cepa brasileña del covid-19 al país andino, informa la prensa local.

En las poblaciones fronterizas con Brasil donde se «haya verificado la circulación de variantes de la covid-19» se coordinará con las autoridades locales correspondientes, «su encapsulamiento, estableciéndose controles para su mitigación, por el tiempo que sea requerido», señaló el mandatario.

Además, el Gobierno boliviano ha ampliado hasta el 30 de abril «la aplicación de medidas y acciones de bioseguridad y vigilancia epidemiológica en el país, orientadas a reducir los contagios» por coronavirus. Ese decreto permite que los gobiernos subregionales normen horarios de atención de centros comerciales, eventos sociales, deportivos y culturales, bares y discotecas.

La expresidenta transitoria de Bolivia Jeanine Áñez fue trasladada la madrugada de este sábado a otro centro carcelario y no a una clínica como lo había autorizado previamente este viernes un juez.

Áñez fue sacada de manera sorpresiva en una ambulancia bajo fuertes medidas de seguridad desde el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, donde permanece detenida desde el lunes pasado, a la cárcel de Miraflores.Blom

«Me sacaron diciéndome que iba a la clínica del Sur», dijo Áñez a medios a su llegada a su nuevo destino, la cárcel de Miraflores.

Un juez decidió el viernes que la expresidenta transitoria fuera llevada a una clínica para ser valorada y atendida por problemas de hipertensión, luego de que Áñez señalara en la audiencia virtual con una voz débil que estaba en el penal de Obrajes con oxígeno, con la presión alta.

Hasta altas horas de la noche su hija Carolina Ribera y su abogada Norka Cuéllar habían esperado en la cárcel de Obrajes para que se hiciera efectiva la orden del juez, pero ellas mismas señalaron que de parte de las autoridades de ese penal no había respuesta.

Además, la Procuraduría determinó que el «personal del IDIF (Instituto de Investigaciones Forenses)» debía previamente «verificar el estado de salud» de Áñez antes de proceder al traslado.

«Me sacaron diciéndome que iba a la clínica del Sur», dijo Áñez a medios a su llegada a su nuevo destino, la cárcel de Miraflores.

La abogada le contó a Efe que trató de hablar con la gobernadora de la cárcel de Obrajes, pero que «le informaron que también estaba enferma con la tensión alta y que era atendida en la enfermería de la prisión», luego intentó hablar con el director departamental penitenciario cuando lo vio llegar al lugar y éste le dijo «que estaba muy ocupado».

En la noche del viernes Áñez colgó en su cuenta de Twitter este mensaje: «la justicia ordenó que la ex presidenta fuera trasladada a una clínica por su delicado estado de salud. Pero el gobierno se ha negado a cumplir esa orden judicial. Una vez más estamos ante un abuso del gobierno, contra los derechos humanos más elementales».

«Saña y crueldad de @LuchoXBolivia contra @JeanineAnez. Cuando justicia ordena que se la lleve a una clínica, obligan a otro juez a negar traslado. En la madrugada la engañan y le cambian cárcel del secuestro. Silencios de @CIDH, @mbachelet y UE son cómplices de esta tortura», escribió este sábado en su cuenta de Twitter el expresidente Jorge Quiroga quien ha iniciado una cruzada internacional por este caso.

La Justicia de Bolivia dictó este domingo detención preventiva para la expresidenta interina Jeanine Áñez por cuatro meses en un penal en La Paz, al igual que para los dos exministros de su gobierno también aprehendidos.

La jueza de instrucción en lo penal Regina Santa Cruz determinó la prisión preventiva de la exmandataria transitoria (2019-2020) en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes.

Mientras que los exministros interinos Álvaro Coímbra, de Justicia, y Rodrigo Guzmán, de Energía, permanecerán detenidos preventivamente en la cárcel de San Pedro durante el mismo tiempo.

La audiencia cautelar en contra de los tres comenzó con más de dos horas de retraso debido a una notificación que se debía realizar a la parte imputada con la ampliación de imputación por el riesgo procesal de fuga.

La audiencia, que duró más de nueve horas, se realizó de forma virtual. La expresidenta Áñez y sus exministros participaron en ella conectados a sus celulares desde las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en La Paz.