Más Noticias

Información al instante

China

Un estudio en aguas residuales de la turística ciudad de Florianópolis confirmó que el virus de la Covid 19 circulaba en Brasil libremente y desapercibido un mes antes de los primeros casos oficiales de enfermos por el nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan.

Publicada por la revista Science of the Total Environment, la investigación encontró la presencia de Covid entre el 19 y el 27 de noviembre de 2019, tres meses antes de que se confirmara el primer infectado en el país suramericano.

Coordinada desde el laboratorio de microbiología de la Universidad de Burgos, en alianza con la Universidad Federal de Santa Catarina, la investigación es la primera descripción de la presencia de ARN del virus a nivel mundial.

“Este descubrimiento en Florianópolis junto a otros hallazgos hechos en París, Milán y Barcelona, muestra que el virus estaba circulando antes de que nos diéramos cuenta de que teníamos un problema”, dijo a Radio Francia Internacional el coordinador de la investigación, Alfonso David Rodríguez Lázaro.

Para este investigador, el hallazgo no incide en lo que científicamente se ha probado sobre la trazabilidad del Sars-Cov-2: se trata de un virus de origen animal, no creado en laboratorio, que directa o indirectamente saltó al ser humano en la localidad de Wuhan, en el centro de China.

La importancia de las aguas residuales
La investigación muestra también el enorme interés que tienen las aguas residuales como herramienta de alerta temprana de la presencia no invasiva del virus SARS-Cov-2.

“No se trata de un caso aislado, dice Rodriguez Lázaro, y agrega: «Nuestro estudio se hizo en aguas residuales y encontró que había gran cantidad de gente que estaba excretando el virus en Florianópolis, región brasileña de Santa Catarina, mucho antes de que se reportaran los primeros casos de contagio en Brasil”.

De igual manera, otros estudios han demostrado que el virus circulaba en España, Francia o Italia antes de que se detectaran los primeros enfermos de Covid-19 en esos países.

El experto precisa que, aunque se trata de un virus respiratorio, un número elevado de pacientes presentan diarrea como síntoma de la infección y la excreción del virus también es altísima: un enfermo puede eliminar hasta mil millones de partículas por mil litros de diarrea, precisó.

El virus acecha y presiona a Jair Bolsonaro
Con una media de casi 2.300 muertes diarias, Brasil afronta la fase más crítica de la pandemia del coronavirus sin un horizonte de mejora en el corto plazo, mientras crecen las presiones hacia el presidente Jair Bolsonaro para que solucione un drama que ha puesto a los hospitales en vilo.

El país, que el martes superó la barrera de los 300.000 fallecidos, es actualmente el lugar del planeta donde más se muere por covid-19 al día, muy por encima de Estados Unidos (1.024) y México (560), que aparecen justo detrás, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La investigación muestra también el enorme interés que tienen las aguas residuales como herramienta de alerta temprana de la presencia no invasiva del virus SARS-Cov-2.

Con el sistema público de salud casi colapsado y las reservas de medicamentos para los pacientes más graves bajo mínimos, Bolsonaro se quejó este jueves de que la crisis del coronavirus eclipse las acciones de su gobierno en otras áreas.

«El gobierno está funcionando, pero no aparece, solo aparece un asunto», dijo el mandatario a un grupo de seguidores a la entrada del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, en alusión a la pandemia.

Casi en paralelo, el vicepresidente Hamilton Mourao reconocía en declaraciones a los periodistas que el número de muertos «ya superó los límites del sentido común».

Mientras, el nuevo ministro de Salud, Marcelo Queiroga, visitó este jueves varios hospitales de San Pablo en un intento por dar una nueva imagen tras la errática gestión de su antecesor, el general del Ejército Eduardo Pazuello, quien está siendo investigado por la Justicia por presuntas «omisiones» en el combate a la pandemia.

Por otro lado, en San Pablo, la Alcaldía anunció este jueves la instalación de 19 plantas de oxígeno para garantizar el suministro a los hospitales de la ciudad, cuyas reservas empezaban a escasear ante el fuerte aumento de los ingresos por coronavirus.

El mes pasado, Estados Unidos desbancó a Arabia Saudí como segundo proveedor de petróleo de la India, después de Irak, porque las refinerías aumentaron hasta niveles récord las compras de crudo estadounidense, más barato, para compensar los recortes en el suministro de la OPEP+, según datos de fuentes comerciales.

El cambio en los aprovisionamientos, impulsado por la menor demanda de crudo estadounidense, coincidió con un recorte voluntario de la producción en un millón de barriles diarios (bpd) por parte de Arabia Saudí, en base al acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) para mantener una producción más baja.

Las importaciones de la India procedentes de Estados Unidos, el primer productor mundial, aumentaron en febrero hasta un máximo de 545.300 bpd, un 48% con respecto al mes anterior, constituyendo el 14% de las importaciones totales que la India realizó el mes pasado, según los datos obtenidos por Reuters.

Por el contrario, las importaciones de febrero procedentes de Arabia Saudí cayeron un 42% con respecto a enero, hasta un mínimo de una década de 445.200 bpd, según muestran los datos. Arabia Saudí, que siempre ha sido uno de los dos principales proveedores de la India, cayó al puesto número 4 por primera vez desde al menos enero de 2006.

Reuters no dispone de los datos de importación de petróleo de la India por países desde antes de 2006.

“La demanda estadounidense era débil y las refinerías funcionaban a un ritmo reducido, por lo que el crudo estadounidense tenía que ir a alguna parte, y Asia es la región que ha visto una recuperación rápida de la demanda”, dijo el analista de Refinitiv Ehsan Ul Haq.

“China no ha estado consumiendo petróleo estadounidense debido (a) la guerra comercial, así que la India es la opción evidente”, dijo.

El principal proveedor de petróleo de la India sigue siendo Irak, a pesar de que los datos indican que las adquisiciones cayeron un 23%, hasta un mínimo de cinco meses de 867.500 bpd.

Reuters no dispone de los datos de importación de petróleo de la India por países desde antes de 2006.

La India ha pedido en repetidas ocasiones a la OPEP+ que suavice los recortes de la oferta y ha culpado a los recortes voluntarios de Arabia Saudí de contribuir a la subida de los precios mundiales del petróleo.

El país es el tercer mayor importador y consumidor de petróleo del mundo, ya que importa cerca del 84% de sus necesidades de crudo, y depende en gran medida de Oriente Medio.

Los bajos suministros de Oriente Medio han hecho que la cuota de los países de la OPEP en las importaciones de petróleo de la India alcanzara un mínimo histórico en el periodo de abril a febrero.

En los últimos años, se puso en evidencia el importante rol de China como un acreedor clave en América Latina.

Hoy, sin embargo, el escenario parece estar cambiando.

De acuerdo con un reporte del centro de análisis Diálogo Interamericano y la Universidad de Boston, por primera vez en 15 años los dos mayores bancos institucionales chinos —el Banco de Desarrollo y el Banco de Exportación e Importación— no hicieron nuevos préstamos soberanos a América Latina en 2020.

Un giro que resulta algo paradójico para algunos analistas pues desde 2005 ambas instituciones han estado detrás de grandes proyectos de construcción y desarrollo en la región, proporcionando más de US$136 mil millones en crédito, especialmente a países como Venezuela, Brasil, Ecuador, Argentina y Bolivia, según estimaciones de Diálogo Interamericano.

«Es irónico. En 2015 China lanzó la primera cumbre de la Ruta de la Seda pero, al mismo tiempo, comenzaron a caer los préstamos y la inversión directa. Es como que quieren expandirse en el mundo pero estos dos números caen…», reflexiona para BBC News Mundo Alicia García-Herrero, economista jefe de Asia-Pacífico en el banco de inversión francés Natixis.