Más Noticias

Información al instante

Colombia

Luis Enrique Rosales, de nacionalidad venezolana, fue asesinado el sábado 16 de octubre; en el corregimiento rural de Aguaclara en Cúcuta, departamento Norte de Santander.

Mientras Rosales esperaba a que abrieran un puesto informal de gasolina, con un acompañante, en la carrera 14 del barrio Pamplonita, vía Guaramito; fue baleado por dos encapuchados que, sin ningún intercambio de palabras, sacaron sus armas, dispararon y se dieron a la fuga.

Según testimonios de su familia, Luis venía dos veces por semana, atravesaba una trocha para llevar gallinas y venderlas por encargos a diferentes miembros de la comunidad de Aguaclara, por lo general, en la cancha del corregimiento, relevó La Opinión.

Ese día, según el familiar, Luis tenía su motocicleta dañada en su casa y debía entregar un encargo de pollos que se había comprometido; por lo que le pidió el favor a un hombre que trasladaba personas por la trocha.

Sin embargo, se conoció que el acompañante no tenía mucha gasolina para hacer el viaje de regreso, y a las 4:45 de la madrugada; al llegar al punto de la carretera donde ocurrió el homicidio, detuvieron el vehículo y se sentaron al frente del puesto de combustible a esperar que abrieran.

Las autoridades lograron identificar al otro joven que fue asesinado en Tibú, en el departamento Norte de Santander, por supuestos miembros del frente 33 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Se confirmó que el joven asesinado era Jackson Enrique Arriaga Parra, de 23 años, quien fue detenido por habitantes de Tibú tras supuestamente ser sorprendido robando junto a un adolescente de 15 años.

Los ciudadanos que los capturaron planeaban pasearlos por la zona céntrica de la población con las manos atadas y unos carteles que decían «ladrones» antes de entregarlos a las autoridades, pero dos sujetos presuntamente llegaron y se los arrebataron a la fuerza, poco después fuero localizados muertos a la salida del municipio.

Presuntamente Arriaga es padre de una niña. La familia del joven asesinado es oriunda del municipio Tulio Febres Cordero, estado Mérida, en Venezuela, y al parecer no cuentan con los recursos para trasladarse a Cúcuta y solicitar la entrega del cuerpo.

Por otro lado, el quinceañero fue entregado a sus familiares el pasado martes y sería llevado al municipio Maracaibo, en el estado Zulia, donde sería sepultado. Era miembro de la comunidad wayúu y estaba en Tibú desde hace casi dos años, a donde migró para trabajar y poder ayudar a su mamá quien se encuentra enferma.

El Gobierno de Colombia ha iniciado este miércoles la entrega de las tarjetas de Permiso de Protección Temporal que regulan la situación de los migrantes venezolanos que se encuentran en el país.

El primer venezolano en recibir el documento ha sido Óscar Enrique Soto, de 49 año: quien ahora podrá permanecer en territorio colombiano –a donde llegó en 2017– en condición de regularidad migratoria especial por un período de diez años.

El propio presidente de Colombia, Iván Duque, ha entregado en mano la tarjeta a Soto en un acto en el municipio de La Calera, en el departamento de Cundinamarca.

El primer beneficiario es uno de los 1,8 millones de venezolanos que recibirán la tarjeta hasta el primer trimestre de 2022, con la gestión de un millón en lo que queda de este año y otras 800.000 para el inicio del próximo ejercicio.

Actualmente, se prioriza la entrega de unos 200.000 de estos documentos para menores migrantes venezolanos, según recoge el medio colombiano ‘El Tiempo’.

La Presidencia de Colombia ha indicado en un comunicado que la acreditación como beneficiario del Estatuto Temporal de Protección a Migrantes “beneficiará a la totalidad de migrantes venezolanos con vocación de permanencia que se encontraban en Colombia a enero de 2021, y tendrá una vigencia de diez años, conduciendo a los portadores a adquirir el estatus de residente”.

“Colombia creó el Estatuto de Protección Temporal para Migrantes Venezolanos, basado en el principio de solidaridad y protección de los Derechos Humanos (…) este contribuye a que la migración sea segura, ordenada y de manera regular, y permite llenar vacíos con base en la realidad migratoria y la capacidad de respuesta del país receptor, acogiendo a las personas que huyen de su país de origen por causa de la crisis”, ha destacado respecto a esta medida también el Gobierno de Duque, que pul en marcha esta medida a principios de septiembre.

Desde Venezuela, el líder opositor Juan Guaidó ha agradecido al mandatario colombiano por su “acción solidaria y ejemplar con los venezolanos”.

En un mensaje a través de la red social Twitter, Guaidó ha reconocido a Duque “su compresión de la emergencia humanitaria” en el país caribeño y su “consecuencia e la crisis de refugiados”, así como su “determinación para enfrentar a la dictadura”.

Dos jóvenes venezolanos, uno de ellos menor de edad, fueron asesinados en la comunidad de Tibú, Colombia, tras ser descubiertos robando en una tienda el viernes 8 de octubre. Se cree que los responsables del asesinato fueron miembros de la disidencia del frente 33 de las FARC.

Residentes de la comunidad atraparon a los jóvenes y les amarraron las manos con cinta para evitar que escaparan. El propósito era llevarlos frente a las autoridades y grabar la situación en video para alertar al resto de la población sobre ellos.

Los videos los publicaron en Twitter, en donde se aprecia al joven de 13 años y a su cómplice, de 18 años, con las manos amarradas en el establecimiento rodeado de personas.

Sin embargo, cuando el grupo de vecinos de Tibú los estaban trasladando varios hombres armados en motocicletas los interceptaron y se llevaron a los venezolanos. Los residentes no pudieron hacer nada para evitarlo.

Poco después se encontraron los cuerpos de los jóvenes, a quienes mataron con múltiples disparos, en la entrada del pueblo, en la carretera hacia Tarra, sector conocido como barrio Lago. En las imágenes compartidas en Twitter se observa que abandonaron los cadáveres con un cartel sobre ellos que decía “ladrones”.

El suceso causó conmoción entre las autoridades, quienes se encuentran investigando la muerte de ambos. La Secretaría de gobierno de Norte de Santander calificó lo sucedido como un hecho inaceptable. Asimismo advirtió que “nadie puede someter a desaparición forzada, tortura, tratos crueles y degradantes a otras personas”, citó el medio colombiano Caracol Radio.

Mientras tanto, el defensor regional del Pueblo, Jaime Marthey, dijo, según lo publicado por Caracol Radio, que su despacho acompañará a las familias en este hecho. Además, también solicitó celeridad en las investigaciones por la muerte de los jóvenes.

La exsenadora colombiana Piedad Córdoba aseguró que en Venezuela no hay ciudadanos que estén pasando hambre ni que busque comida en la basura. La dirigente de izquierda alegó que recientemente estuvo de visita en el país y que no se encontró con esa realidad.

“Eso de que allá la gente está aguantando hambre, que pide limosnas, que esculca la basura es pura paja, eso es pura mentira. Y yo no soy la defensora de oficio de los venezolanos porque son ellos los que tienen que resolver sus problemas y buscar la salida como nosotros en Colombia lo tenemos que hacer”, manifestó.

Córdoba, quien mantuvo durante años cercanía con Hugo Chávez y ahora con su sucesor Nicolás Maduro, afirmó durante una entrevista en el programa El boletín del Gomelo, que Venezuela atraviesa por un proceso complicado que tiene mucho que ver con las sanciones económicas establecidas por Estados Unidos.

Comparó la situación venezolana con la de Cuba, bajo el régimen castrista.

“Recientemente estuve allá y puedo hablar con alguna objetividad porque no puedo dejar de reconocer que hago parte de un proyecto en el que creo. No sé qué hubiera pasado si a Chávez le hubiera tocado vivir todo lo que ha vivido Maduro. Creo que van a salir adelante por razones muy importantes: respetan a la oposición y están sentados en el diálogo en México. Van muy bien y yo creo que lo fundamental no es desaparecer a la oposición, sino todo lo contrario. Eso alimenta y fortalece”, aseguró.

Tres de cada cuatro venezolanos viven en pobreza extrema en medio de una larga crisis económica complicada por los confinamientos por la pandemia de covid-19 y la escasez de combustible, reveló la Encuesta sobre Condiciones de Vida desarrollada por la Universidad Católica Andrés Bello.

76,6% de los hogares sufre pobreza extrema, pues sus ingresos no cubren sus necesidades alimenticias, y 94,5% sufre pobreza. Las cifras de la encuesta distan de las ofrecidas por Maduro en su rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional electa en 2020: aseguró que 17% de la población vivía en la pobreza y solo 4%, en pobreza extrema.

Después de que el gobierno del presidente Nicolás Maduro anunciara que a partir de este 5 de octubre se daría la apertura comercial de los pasos fronterizos en el estado Táchira, a primeras horas de este martes las autoridades solo están permitiendo la circulación de estudiantes y pacientes hacia Colombia, aún no se produce el cruce de transporte de carga.

Una reportera de Blu Radio informó desde el Puente Simón Bolívar, del lado de Cúcuta, que por ahora “tan solo están pasando las personas que vienen a citas médicas y los estudiantes”, también constató que la frontera se mantiene con restricciones.

“Según información de la Secretaría de Fronteras, la reactivación del transporte de carga se daría la próxima semana, y esta semana se están haciendo los trámites aduaneros para tal fin. Igualmente podría tardar un par de semanas el paso para los peatones en general”, informó.

Este lunes 4 de octubre las autoridades controladas por el régimen de Nicolás Maduro, en el estado Táchira, retiraron los obstáculos que impedían el acceso fronterizo entre Venezuela y Colombia. La reapertura del paso entre ambas naciones fue confirmada por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

«He conversado con el presidente Iván Duque sobre la necesidad de la apertura controlada de la frontera y del restablecimiento de los servicios consulares de Colombia en Venezuela, basados en la Convención de Viena», agregó en Twitter el mandatario interino, quien es reconocido como el presidente legítimo del país por el jefe del Estado colombiano, Iván Duque.

«Mucho agradecemos al gobierno de Colombia que haya abierto la frontera desde el 1 de junio. Estos gestos protegen a los más vulnerables. Sabemos que el beneficio aumentará con mayor apertura de nuestras fronteras y el regreso de la democracia a Venezuela», señaló.

Desde 2019 dicha frontera se mantenía bloqueada por vallas y contenedores colocados desde el lado venezolano, que incluso fueron utilizados en aquel entonces para obstaculizar la ayuda humanitaria enviada por la comunidad internacional y que intentó ingresar al país el propio Guaidó.

La noticia, sobre la reapertura de la frontera, también fue confirmada por el régimen de Nicolás Maduro: «El presidente Nicolás Maduro nos ha pedido anunciarles que a partir del día de mañana (5 de octubre) estaremos dando apertura comercial entre nuestros países«, dijo Delcy Rodríguez, durante una alocución trasmitida por Venezolana de Televisión (VTV).

MIGRACIÓN COLOMBIA
Migración Colombia precisó que el tránsito de personas se mantendrá bajo el actual sistema de pico y cédula implementado por la autoridad migratoria colombiana desde junio, con un horario de operación en los puentes internacionales con Venezuela, de 6:00 de la mañana a 4:00 de la tarde y los protocolos de bioseguridad acordados con la Secretaría de Salud departamental.

https://twitter.com/BluRadioCo/status/1445343037639516165?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1445343037639516165%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fmaduradas.com%2Fvea-asi-amanecio-puente-internacional-simon-bolivar-este-5oct-tras-anuncio-reapertura-video%2F

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció este lunes 4 de octubre la reapertura comercial de la frontera con Colombia a partir del martes 5.

En una declaración divulgada en la televisión oficial, Rodríguez dijo que los camiones de mercancías podrán cruzar entre ambos países, cuya frontera permanecía cerrada desde inicios del 2019.

Las autoridades venezolanas colocaron en febrero de 2019 enormes contenedores de carga en uno de los tres puentes que van desde el estado venezolano de Táchira hacia el departamento colombiano de Norte de Santander, en un intento de evitar el paso de camiones con ayuda humanitaria que buscaba ingresar la oposición encabezada por Juan Guaidó.

Desde entonces, el régimen venezolano ha mantenido «cerrada» la frontera. En marzo de 2020, el gobierno de Colombia cerró la frontera por el coronavirus, pero en junio de 2021 la reabrió, aunque tal acceso no fue igualado por parte de las autoridades venezolanas, hasta ahora.

Una pareja de venezolanos fue acribillada por sicarios, delante de su hija de 2 años de edad, en el apartamento donde vivían. El hecho ocurrió en el barrio Loreto del oriente de Medellín.

Las autoridades policiales señalaron que a las 8:30 pm del domingo 26 de septiembre, dos hombres en una motocicleta NKD blanca llegaron a una edificación de la carrera 30A con la calle 30, reseñó el diario El Colombiano.

Los vecinos, por su parte, detallaron que estas personas vestían jeans, chaquetas negras y cascos negros. Explicaron que subieron hasta el apartamento 301, donde vivían en alquiler los venezolanos David José Andrade, de 36 años de edad, y Freymar del Carmen Mesa Figueroa, de 23, en compañía de su hija.

Los agresores, contaron los vecinos, tocaron la puerta e ingresaron a la vivienda. Luego de un par de minutos, se escucharon dos detonaciones. Momentos después los hombres salieron rápidamente.

La comunidad alertó a las autoridades y al poco tiempo una patrulla de la policía llegó al lugar de los hechos. La niña estaba junto a los cadáveres, indicaron. Informaron además que cada uno tenía un disparo tipo ejecución en la sien derecha.

Las víctimas llevaban un mes arrendando el apartamento donde vivían. Hasta el momento se desconocen las razones del ataque.

Este fue el segundo doble homicidio ocurrido en una vivienda del oriente de Medellín en un lapso de apenas 48 horas. A las 11:00 am del pasado 24 de septiembre fueron encontrados dos cuerpos en una casa del barrio La Sierra, con múltiples impactos de bala.

De este hecho se conoció que las víctimas carecían de documentos de identidad, y al parecer habían sido acribillados en horas de la madrugada. Posteriormente se supo que eran hermanos y se llamaban Alfonso y Felipe Ortiz Mejía, de 34 y 35 años, respectivamente. Ambos oriundos del municipio de Maicao de La Guajira.

El presidente de Colombia, Iván Duque, vaticinó este lunes en Washington que habrá más migración venezolana si no se pone fin a la «dictadura» de Nicolás Maduro, a quien volvió a considerar el «equivalente» latinoamericano del autoritario exmandatario serbio Slobodan Milosevic (1941-2006).

«A medida de que continúe la dictadura en Venezuela, vamos a ver aún más migración y esa es la razón por la que hay que ponerle fin a la dictadura en Venezuela«, declaró Duque al intervenir en la conferencia «Humanidad en movimiento y Colombia», organizada por el centro de estudios Wilson Center.

Duque expuso la experiencia de su país con la aprobación del Estatuto de Protección Temporal, con el que aseguró esperan legalizar a cerca de 1,8 millones de migrantes venezolanos que residen en su país.

Colombia ha recibido a numerosos venezolanos que salieron de su país en busca de mejores oportunidades, ya que el suyo está inmerso en una profunda crisis social y económica, acentuada por la pandemia del coronavirus.

La Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados estima que ya son 5,4 millones los migrantes y refugiados venezolanos en todo el mundo.

Tras considerar una «locura» y un «absurdo» lo que ocurre en Venezuela y recalcar el «sufrimiento» de los venezolanos, pidió a la comunidad internacional que siga «ejerciendo presión».

Se refirió, en ese contexto, a las conversaciones que se están desarrollando en México sobre Venezuela e indicó que la «única forma de encontrar una salida» a este proceso «es que se ponga fin a la dictadura» mediante la convocatoria a una elección presidencial bajo la observación de la comunidad internacional.

«De otra manera, la tragedia perdurará en el tiempo», sentenció el mandatario, quien en su intervención destacó igualmente la larga relación entre Colombia y Estados Unidos, que en 2022 cumplirá 200 años.

Duque está de visita en la capital estadounidense antes de trasladarse a Nueva York para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se inaugura este martes.

Como parte de su agenda, el gobernante se reunió el domingo en Washington con el fundador de Amazon, Jeff Bezos, y con Frank Mars, de la compañía de alimentos Mars Inc.

Además, asistirá a una ceremonia de la Fundación del Caucus Internacional de Conservación, donde, de acuerdo con la Presidencia de Colombia, recibirá el Teddy Roosevelt International Conservation Award.