septiembre 27, 2021

Más Noticias

Información al instante

Cota 905

Carla Dorianny Díaz Torrealba, alias «La Pelúa» y Oscar Eduardo Durán, fueron identificados los sujetos detenidos en Fuerte Tiuna, Caracas.

La captura de los dos antisociales ocurrió en el apartamento 4G, piso 4, torre 23, del Fuerte Tiuna, en la parroquia Coche en la ciudad capital. Díaz Torrealba era conocida en la Cota 905 por ser una de las gariteras preferidas de Carlos Luis Revette, mejor conocido como El Koki. Casi en paralelo los uniformados llegaron al callejón Falcón, calle Santa Cruz, casa 8 de la Las Adjuntas, del municipio Libertador, dónde lograron la aprehensión de un tercer sujeto identificado como Jender Edwin Díaz Rodríguez.

Las detenciones se produjeron en el marco de la Operación Gran Cacique Indio Guaicaipuro, ordenado por el presidente Nicolás Maduro para aniquilar las bandas delictivas de la Cota 905, La Vega y Petare. Los detenidos serán puesto a la orden del Ministerio Público en las próximas horas.

La ministra chavista de Interior y Justicia, Carmen Meléndez, señaló este domingo 18 de julio que se mantienen los 34 puntos de control en la Cota 905 (Caracas) como parte del operativo para dar con el paradero y capturar a los líderes de las bandas armadas que operan en esa zona de la capital venezolana.

«Tras la Operación Gran Cacique Indio Guaicaipuro, se mantienen los 34 puntos para la seguridad ciudadana y la paz en la Cota 905, parroquia El Paraíso de Caracas. Junto a líderes y lideresas de la comunidad, y con el trabajo dedicado de sus habitantes, serán nueve las canchas recuperadas», escribió la funcionaria en su cuenta de Twitter.

Como un «éxito» calificó Meléndez el pasado domingo 11 de julio la toma policial en la Cota 905, para detener los enfrentamientos protagonizados por los líderes de las bandas armadas, quienes iniciaron una intensa balacera durante todo ese fin de semana.

Durante una alocución transmitida igualmente por VTV, junto a Delcy Rodríguez, vicepresidente del régimen de Nicolás Maduro, señaló que se cumplieron los objetivos planteados en el operativo pese a que continúan fugitivos: Carlos Luis Revete, apodado «El Koki o Coqui»; Garbis Ochoa, conocido como «El Garbis», y Carlos Alfredo Calderón Martínez, «El Vampi», entre otros líderes delincuenciales.

«Nosotros estábamos preparados con inteligencia previa. Teníamos preparada la operación ante cualquier evento que se presentara. Trabajamos con planificación. Le hemos dicho a nuestro pueblo que no descansaremos hasta que tengamos la liberación de estas bandas no solo en Caracas, sino en todo el territorio nacional», expresó la funcionaria chavista.

Indicó que los delincuentes de la Cota 905 tenían un laboratorio de droga con 20 kilos de pasta base. Agregó que se recuperaron 71 vehículos, tres camiones de cargas modelo 350 y un camión Iveco propiedad de comerciantes. Dijo que consiguieron 37 casas abandonadas, que ahora fueron recuperadas. «Ellos sacaron a la gente a las calles. Nuestro pueblo se encontraba secuestrado», sostuvo.

«Estos espacios vamos a seguir protegiéndolos. Vamos a mantener 34 puntos en la Cota 905. Así como hicimos en La Vega, con 12 puntos de control, ahora es una parroquia liberada de la delincuencia, y así haremos en la Cota 905″, aseveró.

La cifra de fallecidos por el despliegue policial y militar en la Cota 905, como parte del Operativo Gran Cacique Indio Guaicaipuro, aumentó a 33 este martes, de acuerdo con datos manejados por Monitor de Víctimas.

La periodista de investigación Ronna Rísquez señaló que de ese total 24 son víctimas por balas perdidas o ejecuciones extrajudiciales, mientras que solo 4 son presuntos delincuentes. Están además 3 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, 1 de la Guardia Nacional Bolivariana y 1 recluta militar.

El balance, actualizado hasta este jueves a las 7:00 am y difundido por Runrunes, incluye a dos personas no identificadas.

Los residentes del oeste de Caracas retomaron esta semana la rutina en sus calles entre la incertidumbre y la calma, luego de vivir casi 72 horas de constantes tiroteos que empezaron en la Cota 905 entre bandas armadas y funcionarios policiales.

Los hechos se extendieron, al menos, a cinco zonas cercanas, incluidas El Paraíso y El Cementerio.

Este viernes 9 de julio, a través de redes sociales, se pudo saber que funcionarios policiales del régimen rescataron a un cachorro de cunaguaro en las instalaciones usadas por la banda de la cota 905.

El felino, de apenas unos centímetros de tamaño, fue hallado, aparentemente, por uniformados de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

«Ojalá sea entregado a instituciones que lo cuiden y velen por él«, manifestó la periodista Caterina Valentino, quien compartió las fotografías del animal en manos de agentes de las FAES.

Por los momentos, se desconoce la utilidad que tendría el felino para los miembros de la banda de «El Koki», que mantiene en zozobra al Oeste de Caracas.

La madrugada de este viernes se registraron más detonaciones en la Cota 905 y sectores aledaños como El Cementerio, por tercer día consecutivo.

Las comisiones policiales siguen desplegadas en el suroeste de Caracas, por lo que las autoridades han recomendado no transitar por la zona.

Pasadas las 7:00 am, el periodista Román Camacho informó que los organismos de seguridad, con más de 800 funcionarios, tomaron la Cota 905 para iniciar un operativo de revisión “casa por casa” en la búsqueda de los cabecillas de las bandas que actúan en la zona.

Durante las primeras 24 horas de enfrentamientos, entre miércoles y jueves, se registraron al menos ocho personas fallecidas, entre ellas dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), afirmó que inició un “diálogo” con la banda criminal El Coqui de la Cota 905, con el fin de que cese su “hostilidad” contra los habitantes de la ciudad de Caracas.

“Está en estos momentos un proceso de conversación con esta organización criminal que está allí instalada para que, en principio, depongan su actitud y entreguen las armas”, dijo en un video compartido en la red social Twitter.

En horas de la tarde del pasado jueves 22 de abril, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue emboscada por delincuentes de la Cota 905 cuando se trasladaba por la autopista Norte-Sur de Caracas, a la altura de El Cementerio.

Ese hecho dejó al menos cuatro funcionarios del Cicpc heridos tras recibir impacto de armas de fuego, quienes tuvieron que ser rescatados por unidades blindadas de la Brigada de Acciones Especiales (BAES) de ese cuerpo.

Además, varios vehículos del Cicpc fueron vandalizados y desvalijados por delincuentes de la Cota 905, luego de que no pudieran ser retiradas del lugar debido a los insistentes disparos de armas de fuego de alto calibre que realizaban presuntos integrantes de la banda de El Coqui. Esas detonaciones incluso causaron daños en las unidades de la BAES.

Juan Guaidó retó este jueves a Nicolás Maduro a intervenir en la Cota 905, una zona de Caracas controlada por bandas, donde las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado son sistemáticamente atacadas por delincuentes y sacadas del barrio entre disparos y amenazas.

«Si Maduro dice que controla algo, ¿por qué no se va en este momento a la Cota 905 a apoyar a nuestros funcionarios? Trata de vender un control que no tiene ni en la capital. Mientras, nuestros funcionarios no pueden ni defenderse debido al amparo del dictador al crimen organizado», dijo el líder opositor en su cuenta de Twitter.

El opositor se refirió así a la emboscada que varios sujetos armados de la zona tendieron a un vehículo blindado del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y, al menos, dos patrullas de la Guardia Nacional (GN), según varios videos difundidos en redes sociales.

En las imágenes, se pueden ver dos vehículos de la GN destrozados, con las ruedas pinchadas y las puertas dobladas, y un blindado con el parabrisas cuarteado a consecuencia de un disparo con arma de alto calibre.

Algunos usuarios de redes hablan, además, de un muerto y varios heridos en los enfrentamientos, pero la administración de Nicolás Maduro, habitualmente, no informa del saldo de víctimas ni daños que se producen en estos tiroteos.

“Zona de Paz”

Los enfrentamientos en la Cota 905, una zona vetada para cualquiera que no viva allí, se han hecho frecuentes en los últimos meses, sin que las fuerzas de seguridad del Estado o instituciones de la gestión madurista logren tomar el control.

Las quejas de los ciudadanos son recurrentes cada vez que hay tiroteo, e instan a Maduro a hacer frente al líder de la banda, conocido como «el Coqui», quien campa a sus anchas sin que las autoridades impidan que continúe cometiendo delitos y atemorizando a los habitantes de la zona y barrios aledaños.

La Cota 905 es uno de los lugares designado por la administración de Maduro como Zona de Paz, un proyecto creado en 2013 por el Movimiento por la Paz y la Vida, una entidad adscrita al Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, coordinada por el entonces viceministro José Vicente Rangel.

El plan Zonas de Paz se creó con el objetivo de llegar a pactos de no agresión entre bandas delictivas y, a cambio de la entrega de las armas, el Gobierno otorgaba recursos económicos y materiales de construcción, para reinsertar a los delincuentes y sus comunidades.

El proyecto sigue vigente pero el objetivo no se ha logrado.

En el Club de la antigua Policía Metropolitana de Caracas fue el lugar de celebración para que la banda de El Coqui disfrutara de un día de piscina.

Tan solo cuatro días tardaron en poner a funcionar las instalaciones del lugar, pues fue el pasado 30 de marzo cuando estos delincuentes tomaron la zona.

En un video aparece uno de los miembros de la banda lanzándose a la piscina, mientas otro desafiaba a la autoridad. “No creemos ni en policías ni en nadie”, dijo.

En la imagen y el video compartido mediante redes sociales este sábado, se ve como compartieron con más personas, que sin tapabocas ni medidas de seguridad, también estaban en la celebración de El Coqui.

Una vez más los delincuentes que operan en la Cota 905 y sus alrededores demuestran poderío y control territorial al andar a sus anchas en las calles de la Cota 905 y zonas aledañas como la plaza Madariaga de El Paraíso donde desde temprano los vecinos y transeuntes reportan a través de las redes sociales un intenso tiroteo que por la intensidad, alegan » corresponde a armamento de distintos calibres».

Los vecinos se muestran aterrorizados como cada vez que esto ocurre ya a una semana y media en la que una mujer fue asesinada.

Extraoficialmente se corre la voz de que los delincuentes de las bandas conocidas de «El Coqui» «»Vampi» y «Garbis» estarían controlando los accesos hacia esta populosa barriada.