septiembre 27, 2021

Más Noticias

Información al instante

Cota905

Bandas criminales no cesaron sus ataques y apuntaron con sus armas hacia el vehículo que trasladaba a funcionarios heridos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) en la Cota 905 de Caracas.

Luego de un enfrentamiento armado entre delincuentes pertenecientes a la banda de “El Coqui” y una comisión del Cicpc, al menos dos funcionarios de la policía científica resultaron heridos y fueron trasladados en la unidad de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) VN-4.

Mientras el vehículo blindado pasaba por las autopista, se escuchaban y se visualizaban fuertes detonaciones que alcanzaron el suelo y las ventanas del auto.

Al menos un funcionario del Cicpc murió y otros tres heridos dejó este jueves el enfrentamiento con delincuentes de la Cota 905, cerca de los túneles de El Cementerio, Caracas.

De acuerdo a una minuta policial, se confirmó el fallecimiento del inspector agregado César Castillo, que estaba recluido en el Hospital Miguel Pérez Carreño, con una herida por arma de fuego en la región costal derecha.

El también inspector agregado José Alberto Linares permanece internado en el Hospital Universitario de Caracas, con una perforación de bala en la pierda izquierda.

Los detectives Eduardo Reyes y Reiner Borges se encuentran en el Hospital Miguel Pérez Carreño, tras presentar heridas en la región escapular y la región lumbar respectivamente.

Cabe recordar, los funcionarios adscritos a la División Contra el Robo de Vehículos y la División Contra Bandas fueron emboscados por miembros de las bandas de alias “El Vampi”, “El Galvis” y “El Coqui” cuando transitaban por la autopista Norte Sur, a la altura de El Cementerio.

Integrantes de la banda Coqui-Garbis-Vampi de la Cota 905 de Caracas llamaron al dueño de la moto que había sido robada el pasado viernes 19 de marzo en medio de una balacera en la entrada del túnel La Planicie.

La información fue dada por el periodista de Sucesos Román Camacho, indicó que el vehículo de dos ruedas fue dejado en el mismo sitio en donde se la robaron y el propio dueño fue a buscarla luego de recibir la llamada por la banda criminal.

Al mismo tiempo, señaló que los sujetos le exigieron que informara a la prensa que la moto fue devuelta y que «la banda de la Cota 905 no se mete con personas del gremio de la salud».

Cabe recordar que la moto fue despojada a un médico radiologo que transitaba por el lugar en donde se protagonizó un tiroteo entre la banda de la Cota 905 y la fuerza de seguridad de la capital venezolana.