Más Noticias

Información al instante

Demanda

Las víctimas y familiares de los 97 fallecidos por el derrumbe de un edificio residencial en Surfside, en el sur de Florida (EE.UU.), recibirán inicialmente 150 millones de dólares en compensación, informó este miércoles un juez de Miami.

El magistrado Michael Hanzman señaló en una audiencia que el monto surgirá del desembolso del seguro del Champlain Towers South y de la previsible venta del terreno donde se erigía el condominio de 12 plantas, que se desplomó la madrugada del pasado 24 de junio por causas que aún son materia de investigación federal.

Hanzman, que en la vista recalcó que los derechos de las víctimas serán protegidos, precisó que la cifra no contempla lo que resulte de las múltiples demandas colectivas entabladas tras el suceso en el que murieron 97 personas, 95 de ellas identificadas por las autoridades locales.

Si las víctimas y familiares quisieran, todas esas querellas se pueden consolidar en una sola demanda colectiva que cubra a todos los afectados, manifestó el juez.

Este mismo miércoles, varios medios del sur de Florida han dado cuenta de que el solar donde hasta hace poco había una montaña de escombros y trabajaban cuadrillas de socorristas está ahora prácticamente limpio y despejado y, de hecho, el senador estatal Jason Pizzo publicó fotos del área en su cuenta de Twitter.

El abogado Michael Goldberg, designado por Hanzman para que maneje las finanzas del condominio construido en 1981, confirmó en la audiencia de hoy que el área está libre de escombros, en un proceso que ha sido supervisado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NITS, por sus siglas en inglés), la agencia al frente de la investigación federal sobre el colapso.

Añadió que se han almacenado en un depósito de Miami los restos de la edificación que han sido considerados evidencia clave para la investigación del NITS, cuyo reporte final puede tardar años, así como para los procesos judiciales.

De acuerdo con las autoridades, fueron retirados del lugar más de 22 millones de libras (unas 10.000 toneladas) de escombros desde que se desplomó el edificio.

El Champlain Towers South se hallaba en medio de un proceso de recertificación -un estudio de estructuras y electricidad requerido por ley al ser una edificación de 40 años- cuando se desplomó en medio de la noche y en momentos en que sus ocupantes dormían.

Tres años antes, un reporte hecho por una firma de ingenieros alertó de serios problemas de estructura en la edificación que merecían atención urgente.

La lucha de Britney Spears por lograr su libertad continúa. Durante una nueva audiencia realizada el miércoles, la cantante reveló vía telefónica y entre lágrimas que quiere demandar a su padre, Jamie Spears, por “abuso en la tutela”. Además, un pequeño logro dentro de la causa, consiguió que la jueza le permita elegir a su propio abogado, tras la renuncia del anterior hace una semana.

“Quiero demandar a mi padre por abuso en la tutela”, dijo al borde del llanto, según CNN. “Quiero presentar cargos contra mi padre hoy. Quiero que lo investiguen”, agregó.

Spears también consideró que aquellos encargados de tutelarla “estaban intentando” matarla. “Si esto no es abuso no sé qué es”, aseguró, y calificó lo que ha vivido como una “maldita crueldad”. Expresó que no está dispuesta a ser evaluada antes de quitarle todo el poder a su padre.

A lo largo de la audiencia, la jueza Brenda Penny también aceptó la renuncia de Sam Ingham, el anterior abogado de Spears, quien se encargó de defenderla durante los 13 años que lleva en marcha su tutela legal, aceptando en su lugar a Mathew Rosengart, designado por la artista de 39 años. El nuevo letrado es un exfiscal federal que ha representado anteriormente a personalidades como Steven Spielberg y Sean Penn.

Rosengart explicó que va a presentar una petición “lo antes posible” para destituir a Jamie Spears como tutor de la artista, sugiriendo que él mismo debería simplemente renunciar. “Presentaremos una petición tan pronto como sea posible para apartar al señor Spears de ese rol”, aseguró. “Como dije en el tribunal, una pregunta muy justa es: ¿por qué el señor Spears no se retira voluntariamente? Ya no pertenece a esta tutela. Creemos que debería dimitir voluntariamente de inmediato”.