Más Noticias

Información al instante

El Callao

Coromoto Lugo, recien electo alcalde del Municipio El Callao, dio inicio a los tradicionales carnavales, un gran evento realizado en el estadio Héctor Thomas este sábado 15 de enero, donde participaron más de 20 agrupaciones de calipso de la localidad.

Ya son 54 años celeberandose los carnavales de El Callao de manera ininterrumpida.

Para este años Lugo destacó que contarán con más 500 oficiales de seguridad para el resguardo de todas las personas que vayan a disfrutar del carnaval.

Por otra parte, resaltó el lema «Sin vacuna no hay carnaval» campaña de concientización para porder vivir sin el contagio del Covid-19.

Otro de los puntos importantes, es la vialidad, que esperan poder dar solución a los baches que se encuentran en la vía esto trabajándolo de la mano del Gobernador, Ángel Marcano.

Coromoto Lugo, alcalde electo del municipio El Callao, confirmó este miércoles en una rueda de prensa realizada en el Parque La Llovizna, en Puerto Ordaz, que se llevarán a cabo los Carnavales de El Callao 2022.

Agregó que se encuentra trabajando en conjunto con el gobernador oficialista del estado Bolívar, Ángel Marcano, para tener unos carnavales seguros, «tendremás más 500 funcionarios de seguridad para resguardar todos los eventos».

Otro de los temas importantes que resaltó Lugo fue los servicios básicos, donde resalta que estan solventando el tema del agua, ya que esta situación afecta a la población así como también a los turistas que deciden quedarse en los hoteles del poblado.

Por otra parte, indicó que los turistas que vayan a disfrutar de los carnavales 2022 deben de presentar la tarjeta de vacunación de Covid-19.

Este martes en horas de la mañana se reportó un acontencimiento con un vehículo de la DGCIM que fue emboscado en El Callao al sur del estado Bolívar, en el trayecto de Choco a mina Isidora,en el sector El Perú.

Según la periodista, Plabeysa Ostos, el hecho dejó un funcionario muerto y otros 3 heridos (uno de gravedad), información ofrecidad por fuentes de la Policía Cientifica.

Este tipo de hecho vienen ocurriendo desde hace mucho tiempo. Lo más reciente en la población de El Callao fue el encuentro de un saco con resto humanos.

El enfrentamiento entre banda y entre cuerpos policiales ha desatado un pueblo donde manda el mas fuerte, que hasta los momentos se mantiene bajo el control del hampa.

Un cadáver fue localizado en el sector La Lagunita de la población El Callao. Sus verdugos lo dejaron en la calle principal avanzada la tarde de este martes.

Vecinos reportaron a las autoridades, tras escuchar los disparos que los pusieron en alerta. Lo próximo que visualizaron fue el cuerpo de un hombre tirado en plena calle.

Estaba boca arriba, rodeado de un charco de sangre y con evidencia de heridas de bala en la cabeza.
Además fue hallado atado de manos y pies. En estos últimos sus atacantes usaron un cordón azul. También le dejaron guindado al cuello un cartón que decía “NO DEBO ESTORCIONAR EN EL CALLAO”.

No fue identificado
Hasta ahora la víctima no ha sido identificada, pues no tenía documentación. En el lugar no hubo quien lo reconociera.

A él, fuentes de la zona lo describieron de piel morena, estatura promedio y cabello oscuro.
También mencionaron que al momento del hallazgo vestía una franela gris marca Hollister y un pantalón corto gris con rayas blancas de ambos lados. Estaba sin zapatos.

Colectaron evidencias
Una comisión de la División Contra Homicidios Bolívar se hizo cargo de la escena y levantamiento del cadáver. Fue trasladado inicialmente a la morgue del Juan Germán Roscio.

Por la nota que se le encontró, todo apunta a un ajuste de cuentas, aunque se espera el avance de las averiguaciones.

El pueblo de El Callao salió este jueves a protestar por la muerte de dos mujeres.

Una de ellas se atrevió la semana pasada a reclamarle a Alberto Hurtado, alcalde del municipio El Callao, el hambre que se pasa y la forma como se estaba aplicando la radical, permitiendo beneficios y privilegios para unos y no para todos.

Desde principios de esta semana la familia de una de las mujeres denunció su desaparición pero de una vez dijeron que la habían matado.

Este jueves fueron localizados los cuerpos de dos mujeres dentro de una casa en el sector minero La Iguana. Las tirotearon y las torturaron.

Fueron identificadas como Martha Liliana Aristazabal (37) y Dorialcelys del Valle Tocuyo Martínez (29). Esta última es madre de cuatro niños.

De acuerdo a familiares, amigos y vecinos, las mataron por el reclamo. La zona donde encontraron los cuerpos es un área donde actúa la banda del Toto y sus familiares están convencidos que las mandaron a matar.

Durante la protesta acusaron al Alcalde de El Callao. De allí que piden la intervención del comisario general Douglas Rico, máxima autoridad del Cicpc.

Doriacely Del Valle Tocuyo Martínez, de 29 años, participó en las protestas vecinales de las poblaciones de El Callao y Guasipati, estado Bolívar, donde se reportaron saqueos a diversos comercios, lo que obligó a las autoridades chavistas a negociar con los pobladores para restablecer el orden en las calles. Sin embargo, la incertidumbre se mantiene en la zona luego que el cadáver baleado de la mujer apareciera detrás de una vivienda.

Según el reporte de la periodista Pableysa Ostos, el crimen habría ocurrido el pasado martes 1 de junio y, además del cuerpo de Doriacely, también hallaron el de otra mujer de 37 años que respondía al nombre de Martha Liliana Aristizabal. Inclusive, algunos informes comentan de la presencia de una tercera fémina asesinada, la cual no ha sido identificada.

Las averiguaciones de ambos homicidios se mantienen en pie.

Por su parte, la organización no gubernamental, FundaRedes, comentó en redes sociales que Doriacely era originaria de Cumaná, estado Sucre, “pero se trasladó hacia la ciudad de San Félix”, desde donde “luego migró a la población de El Callao”. Allí la joven trabajó la minería y en un establecimiento comercial de nombre “el bar de Benavides”.

Asimismo, FundaRedes detalló que “en una de las manifestaciones realizadas por habitantes de la ciudad debido a que los comercios se negaban a recibir el billete de 50 mil bolívares, Tocuyo alzó la voz en representación de los habitantes y recalcó que si le sucedía algo sería responsabilidad del alcalde Alberto Hurtado”, quien pertenece a las filas del Psuv.

La ONG solicitó investigación por parte del Ministerio Público por la muerte de Dorialcely Tocuyo, “quien hoy deja huérfanos a 4 menores de edad”.

A través de las redes sociales, un grupo armado, con armamentos de alto calibre, autodenominándose «La base de El Perú», localidad del municipio de El Callao, sur del estado Bolívar, hacen un llamado al gobierno nacional para que tome cartas en el asunto ante presunta corrupción por parte de funcionario del estado.

En el video, indica un ultimátum para que cesen las amenazas y agresiones contra los habitantes del sector, ya que dicen que estafados por los mismo militares. Además agregan, que fueron ellos, quien decidieron darle la libertad al excontituyentista Wilhem Torrellas, quien había sido secuestrado.

El gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, durante una rueda de prensa ofrecida este miércoles, negó el ataque contra el puesto de control de la Dirección General Contra Inteligencia Militar (Dgcim) en el municipio El Callao, “no hemos tenido ataque a ningún puesto policial ni militar”, aclaró.

Sin embargo, expresó que lo ocurrido en las adyacencias de la Dgcim «fue un procedimiento de un carro abandonado y cayó una granada y se activó y hay 3 heridos leves”, agregó Noguera. En este último punto Noguera se refiere al procedimiento de recuperación de la camioneta del exconstituyentista Wilhem Torrellas, quien días antes circuló a través de las redes sociales que había sido secuestrado en conjunto con su guardaespalda por la banda delictiva de la zona El Perú, denominada «El Toto», quienes estaban según solicitando 15 kilogramos de oro para su liberación.

Hasta el momento, lo que se sabe, es que el Torrellas pudo escapar de sus supuestos captores y de manera extraoficial no se sabe del paradero de su guardaespalda quien según dan por muerto.