Más Noticias

Información al instante

El Pollo Carvajal

El Tribunal Supremo de España rechazó este lunes 20 suspender de urgencia el acuerdo del Gobierno que dio luz verde a la extradición a Estados Unidos del exgeneral Hugo Armando Carvajal, conocido como «el Pollo» Carvajal, un proceso que la Audiencia Nacional española mantiene por el momento paralizado.

Unos días después de ser detenido en Madrid, tras casi dos años de escape, la defensa del exgeneral presentó ante el alto tribunal medidas cautelares para suspender la ejecución del acuerdo de extradición de marzo de 2020, tras ser autorizado por la Audiencia Nacional.

El Supremo desestimó la solicitud de Carvajal al considerar que “nada hay” en su escrito que permita concluir las circunstancias de especial urgencia ni se alegan nuevos argumentos respecto a los planteados en una petición de suspensión cautelar formulada en 2020, que ya fue rechazada en mayo de ese año.

La entrega a Estados Unidos, donde se le reclama por delitos de narcotráfico, lavado de capitales y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir drogas en territorio estadounidense, se encuentra paralizada por orden de la Audiencia Nacional hasta que se resuelva la petición de asilo que formuló. El Ministerio del Interior de España denegó esa solicitud en 2019, si bien su defensa presentó un recurso.

En un auto, el Supremo también pone en marcha el trámite de incidente cautelar por el procedimiento ordinario, es decir, da cuenta de la petición al Gobierno como autor de la resolución impugnada.

Pero recuerda que “la pretensión” debe examinarse dejando constancia de que ya hubo una medida cautelar que fue denegada.

En aquel momento Carvajal estaba “en ignorado paradero”, señaló el Tribunal Supremo, que estudiará el fondo de su recurso el próximo 26 de octubre, según informaron a Efe fuentes jurídicas.

La decisión del Supremo se conoce el mismo día en que el exgeneral ha comparecido a petición propia en la Audiencia Nacional como testigo en un procedimiento abierto por terrorismo, en el que ha declarado sobre asuntos que dice conocer como exresponsable de la Inteligencia venezolana y que serían de interés para España, y se ha comprometido a aportar documentación para corroborar sus afirmaciones.

Cuando compareció por primera vez por su extradición, Carvajal afirmó que la reclamación de Estados Unidos se basa en acusaciones falsas y responde a motivos políticos por la información de que dispone de la época de Hugo Chávez, pero la Audiencia Nacional de España accedió en 2019 a la entrega al considerar acreditado el narcotráfico y la venta de armas a las FARC.

El que fue jefe de Contrainteligencia Militar de Venezuela en los gobiernos de Chávez y de Maduro ha ingresado en la misma prisión en la que estuvo entre abril y septiembre de 2019, cuando fue capturado en España, pero después cuando se aprobó su extradición fue declarado en busca y captura al no encontrarse en su domicilio.

La policía de Madrid arrestó en un apartamento escondido a un exmaestre de espionaje venezolano por cargos de narcóticos en Estados Unidos casi dos años después de que desafió una orden de extradición española y desapareció.

El general Hugo Carvajal, quien durante más de una década fue los ojos y oídos de Hugo Chávez en el ejército, fue detenido el jueves por la noche en un pequeño departamento en el que había estado escondido.

“Vivía totalmente encerrado, nunca salía a la calle ni se acercaba a la ventana, siempre protegido por personas en las que confiaba”, dijo la policía española en un comunicado en las redes sociales en el que publicaron un breve video del momento en que agentes fuertemente armados le pusieron las esposas a Carvajal. .

El tribunal superior de España aprobó en 2019 la extradición de Carvajal a Estados Unidos, donde enfrenta cargos federales de narcóticos en Nueva York y Florida por presuntos vínculos con rebeldes colombianos conocidos por controlar valiosas rutas de contrabando de cocaína.

La decisión siguió a un fallo anterior, de un magistrado de un tribunal superior, que anulaba la orden de arresto de Estados Unidos por motivos políticos. Mientras tanto, Carvajal fue liberado y nunca más se supo de él, excepto por una breve declaración en las redes sociales el año pasado en la que dijo que pasó a la clandestinidad para protestar por lo que vio como una interferencia política en su caso.

Carvajal ha negado previamente haber actuado mal.