septiembre 27, 2021

Más Noticias

Información al instante

Farc

En una página digital atribuida a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo, se confirmó la muerte del guerrillero Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, en territorio venezolano, el lunes 17 de mayo, a pesar de que la información extraoficial que se había manejado señalaba que los hechos ocurrieron el domingo 16.

«Informamos a Colombia y al mundo con dolor en el corazón la triste noticia de la muerte del comandante Jesús Santrich, integrante de la Dirección de las FARC-EP, Segunda Marquetalia, en una emboscada ejecutada por comandos del ejército de Colombia el 17 de mayo«, se leyó en un comunicado que publicaron en su página web, que fue tumbada a los pocos minutos.

En el texto, los guerrilleros señala que el asesinato de Santrich ocurrió en la Sierra de Perijá (Zulia), una zona fronteriza entre Colombia y Venezuela, entre El Chalet y la vereda de Los Laureles, dentro del territorio venezolano.

«Hasta ese lugar penetraron los comandos colombianos por orden directa del presidente Iván Duque. La camioneta donde viajaba el comandante fue atacada con fuego de fusilería y explosiones de granadas. Consumado el crimen, los asesinos le cercenaron el dedo meñique de su mano izquierda. Unos minutos después, cerca del lugar, rápidamente, los comandos fueron extraídos en un helicóptero de color amarillo rumbo a Colombia», aseguró la disidencia.

«Santrich cayó libre, libre como quería. Libre soñando la nueva Colombia en paz completa, con justicia social, democracia y vida digna para su gente, para los pobres e la tierra, los excluidos y discriminados, y la población inerme por estos días atacada brutalmente por el ejército y la policía en las calles por orden de la monstruosa tiranía de Duque y Álvaro Uribe. Ha partido Santrich hacia la eternidad con todas sus luces encendidas, con la visión geopolítica de Bolívar y Manuel», agregó.

El presidente de Colombia, Iván Duque, afirmó que el conflicto armado recientemente en Apure es entre el cártel de los Soles y las disidencias de la guerrilla de la FARC.

Catalogó como “la lucha entre el Cartel de los Soles y las disidencias de las FARC” a los enfrentamientos que han generado el desplazamiento de 5.000 personas hacia el municipio colombiano de Arauquita, huyendo de la violencia.

Por la llegada de los venezolanos al país, Duque indicó que están vigilando que no se produzca un brote de covid-19. “Estamos atendiendo esa situación particular en Arauquita, donde estamos agregando un esquema de monitoreo y control epidemiológico”, dijo en entrevista con Caracol Radio.

Duque recordó que Venezuela no tiene información epidemiología confiable y que el sistema de salud es precario, por lo cual han tenido que reforzar el control sanitario en la frontera para la llegada de los migrantes y refugiados venezolanos.

Destacó que aquellos que se regularicen a través del Estatus de Protección Temporal, tendrán acceso a las vacunas contra el coronavirus.

Los periodistas Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, que trabajan en el canal internacional NTN24, fueron detenidos cuando estaban en el estado fronterizo Apure, donde militares combaten desde el pasado 21 de marzo con disidentes de las FARC, denunciaron este miércoles varias fuentes gremiales.

«Los periodistas Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, ambos de NTN24, se encuentran detenidos e incomunicados en el estado Apure, a donde viajaron para cubrir el conflicto en la frontera», denunció en su cuenta de Twitter el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

Por su parte, el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) también denunció la detención y explicaron que los acompañaban dos activistas de la ONG Fundaredes, que ha informado de los combates desde el inicio.

Por su parte, NTN24 explicó que Hernández y Pérez «cubrían el conflicto en Apure» cuando «fueron retenidos», junto a los activistas de Fundaredes, por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Cerca de las 16.00 hora local (21.00 GMT) «les dijeron que los dejarían en libertad regresándoles el equipo de grabación», pero desde ese momento el medio perdió la comunicación, según explicó el canal.

Por su parte, el director de Fundaredes, Javier Tarazona, expresó en Twitter su preocupación por los dos periodistas así como por los activistas de su organización, que identificó como Juan Carlos Salazar y Diógenes Tirado.

Según explicó, se encontraban en la población de La Victoria, en el estado Apure, epicentro de los combates.

Tarazona también comentó que los cuatro fueron retenidos, tras lo cual «se comunicaron» e «informaron que, luego de ser revisado el material audiovisual guardado en sus teléfonos móviles, les serían devueltos y podrían continuar con sus labores de documentación y comunicación».

«Los periodistas Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, ambos de NTN24, se encuentran detenidos e incomunicados en el estado Apure, a donde viajaron para cubrir el conflicto en la frontera», denunció en su cuenta de Twitter el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

«Sin embargo, pasadas, como han sido, seis horas de este hecho alertamos que hemos perdido comunicación con ellos. Desde ese momento, desconocemos en qué estado se encuentran o dónde, exigimos al Estado venezolano garantizar la vida e integridad de estos venezolanos que, cumpliendo con su labor, hoy se encuentran en condición de desaparecidos», subrayó.

Asimismo, llamó «a los organismos de protección universal e interamericano a estar alertas frente a estos hechos en un contexto de conflicto interno».

Los combates entre militares y los disidentes de las FARC, que ninguna fuente oficial o castrense ha identificado pese a que han difundido fotografías en las que puede verse las siglas de esa antigua guerrilla, comenzaron el pasado 21 de marzo y en ellos han muerto, al menos dos soldados.

Sin embargo, la información facilitada por los militares o miembros del Gobierno ha sido muy escasa y no han confirmado cuántos integrantes de ese grupo armado han fallecido, aunque han reportado seis «neutralizados», una palabra usada con ambigüedad tanto para muertos como para arrestados.

Como consecuencia de los enfrentamientos, más de 6.000 habitantes de la zona han cruzado el río Arauca, que marca la frontera entre Venezuela y Colombia, y han huido al país vecino.

Este jueves se divulgaron las primeras imágenes tras la situación de conflicto armado en el estado Apure. Son gráficas de los fallecidos en el presunto enfrentamiento entre disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Las mismas fueron compartidas en las redes sociales por la periodista Beatriz Galindo, productora de 24 Horas. Publicó una serie de imágenes de los cuerpos de presuntos terroristas en el sector El Ripial.

Galindo acota que los sujetos habrían enfrentado a una comisión militar del Ejército y de las FAES-PNB. Entre los abatidos se encuentra una mujer.

También señala que en el lugar incautaron armas de fuego, granadas de mano, cilindros explosivos, pertrechos, uniformes militares, insignias y revistas de las FARC.