Más Noticias

Información al instante

Gasolina

El precio de la gasolina subvencionada en Venezuela pasó de 0,005 bolívares por litro (0,001 dólares) a 0,1 bolívares (0,2 dólares), lo que representa un incremento del 1.900 %, informó este sábado la petrolera estatal Pdvsa.

No obstante, mantuvo el coste de la gasolina no subvencionada, la que más se consume en el país, en 0,5 dólares por litro.

La medida fue adoptada tras la reconversión monetaria que entró en vigor el pasado 1 de octubre, mediante la cual se eliminaron seis ceros a la moneda venezolana, llamada entonces bolívar soberano y que pasó a denominarse bolívar digital, detalló PDVSA en un comunicado.

«En virtud de la entrada en vigencia, el pasado 1 de octubre de 2021, de la nueva expresión monetaria, es decir, del bolívar digital, se hace necesaria la adecuación y consiguiente actualización del precio en bolívares del combustible subsidiado, el cual, a partir del día domingo 24 de octubre de 2021, se establece en la cantidad de diez céntimos», reza la información.

Según el comunicado, eso supone «el mismo 95 % de subsidio directo».

Este método de subvención se anunció el 30 de mayo del año pasado y entró en vigor un día después, tras una época de fuerte escasez de gasolina.

La subsidios puestos en marcha permitían repostar hasta 120 litros mensuales por vehículo a un precio de 5.000 bolívares soberanos (lo que hoy supone 0,005 bolívares digitales) por litro, que en ese momento se cambiaban por 0,02 dólares.

A los motoristas, una población que se incrementó notablemente en el país ante la crisis que vive, solo se les permitía repostar 60 litros a precios subsidiados cada mes.

De este modo, el nuevo coste de la gasolina subsidiada queda, al cambio, en dos centavos de dólar, el mismo precio que tenía cuando se instauró la política.

Venezuela vive una dolarización transaccional ante la fuerte devaluación que ha vivido el bolívar en los últimos años, por lo que la mayoría de productos en el país se compran y se venden en la divisa estadounidense.

Nicolás Maduro prometió que duplicará la producción de combustible para acabar con las colas en Venezuela.

«La perspectiva (sobre las colas) es que eso se resuelva. Venezuela no tendría ni una sola gota de gasolina. Tú ves el movimiento que hay en las calles y autopistas del país. Todo ese movimiento se da porque la estamos produciendo», señaló.

Durante una entrevista ofrecida a Ernesto Villegas, Maduro aseguró que en las próximas semanas comenzarán a producir el doble de hidrocarburos.

«Llegará el día que no solo satisfagamos la demanda interna, sino importemos combustible», destacó.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su país dejará de importar gasolina para evitar el uso excesivo de combustibles. 

«Aunque hemos descubierto tres grandes yacimientos de hidrocarburos, el petróleo que estamos descubriendo se destinará básicamente a cubrir la demanda de combustibles del mercado interno y se acabará con la práctica de exportar petróleo crudo y comprar gasolinas», dijo el mandatario mexicano durante la Cumbre del Clima, que se celebra desde este jueves de forma virtual. 

En su mensaje, López Obrador hizo alusión a los yacimientos de Ixachi, Quesqui y Dzimpona, ubicados en los estados de Veracruz y Tabasco, en el sureste mexicano, que tienen reservas por más de 1.500 millones de barriles de crudo.

«De esta forma ayudaremos a evitar el uso excesivo de combustibles fósiles», agregó.

México actualmente exporta casi un millón de barriles diarios de petróleo crudo, mientras importa alrededor de 500.000 barriles diarios de gasolina, según datos de los dos primeros meses de 2021 recogidos por el Sistema de Información Energética (SIE).

Pese a ser un país productor de petróleo, México ha aumentado su dependencia a la importación de gasolina proveniente de EE.UU. en las últimas décadas, situación que la administración de López Obrador busca revertir con la construcción de la refinería de Dos Bocas, ubicada en el estado de Tabasco, que tendrá una capacidad de refinación de340.000 barriles por día.

Financiar reforestación

Asimismo, López Obrador propuso a Biden financiar el programa de reforestación Sembrando Vida en Guatemala, Honduras y El Salvador con el fin de mitigar la migración y contribuir al medio ambiente. 

«La propuesta es que juntos ampliemos dicho programa en el sureste de México y en Centroamérica para sembrar 3.000 millones de arboles adicionales y generar 1,2 millones empleos», dijo el presidente mexicano. 

En este sentido, propuso que EE.UU. financie dicho programa en los países que integran el llamado Triángulo Norte de Centroamérica. 

«Ustedes, presidente Biden, podrían financiar el programa Sembrando Vida en Guatemala, Honduras y El Salvador. Tomemos en cuenta que con cuatro millones de árboles se absorben 70 millones de toneladas de dióxido de carbono por año», apuntó. 

También planteó que los centroamericanos que participen en el programa puedan obtener una visa de trabajo temporal en EE.UU. e, incluso, la residencia o la ciudadanía estadounidense.