septiembre 24, 2021

Más Noticias

Información al instante

OnlyFans

OnlyFans, una plataforma de suscripción en línea conocida por sus contenidos para adultos, dijo este miércoles 25 de agosto que suspenderá su nueva política que habría prohibido a los usuarios publicar cualquier material que contenga una «conducta sexualmente explícita».

El servicio de suscripción de contenido con sede en Londres, había anunciado el pasado 19 de agosto que no iba a permitir a sus usuarios publicar cualquier material sexualmente implícito a partir del próximo mes de octubre.

Tras numerosas quejas de los creadores de contenido de la plataforma, la decisión fue revocada.

«Gracias a todos por hacer oír sus voces.

Hemos obtenido las garantías necesarias para apoyar a nuestra diversa comunidad de creadores y hemos suspendido el cambio de política planificado para el 1 de octubre.

OnlyFans es sinónimo de inclusión y continuaremos brindando un hogar a todos los creadores», informó.

A principios de la semana, la empresa con sede en Londres dijo que la política de prohibición cumplía con las peticiones de sus socios bancarios y proveedores de pago.

La plataforma, que se fundó en 2016 y que ha experimentado un auge de popularidad durante la pandemia del Covid-19, dice que tiene 130 millones de usuarios.

Nala Ray es una joven que creció en una comunidad religiosa de Illinois, en Estados Unidos, donde su padre compró una iglesia y se convirtió en el pastor local, ahora, esta chica ha ganado una fortuna al abrir una cuenta en OnlyFans y mostrarse de una forma distinta a la que todos conocían.

Ray, de 23 años, reconoció que siempre ha sido una chica curiosa y sexual, y que nunca había sido tan feliz como ahora cuando proyecta, dirige y protagoniza su propia cuenta.

La joven dejó atrás la vida de la iglesia para convertirse en una trabajadora sexual liberada y como consecuencia, en millonaria, que incluso ya tiene su propia mansión en Los Ángeles.

Aún estando bajo la presión de la vida religiosa, Nala salía a escondidas para verse con chicos, contó.

«Estábamos el centro del enfoque de la ciudad. Fue difícil. No me permitían usar maquillaje o ropa provocativa y la comunidad tampoco aprobaba las redes sociales ni las citas», explicó.

Lo único que hacía fuera de su comunidad religiosa era trabajar en un bar del centro comercial local, algo que a sus padres no les agradaba mucho, pero que aceptaron ara que ella pudiera generar sus propios ingresos.

«El centro comercial para mí era un santuario total. Me encantaba ver a toda la gente coqueteando, en citas y vestida con faldas cortas y blusas ajustadas… Incluso solía quitarme el sostén debajo de mis camisas. Era tan obvia con mi sexualidad. Incluso entonces, como hija de un pastor de 16 años, sabía que el trabajo sexual sería mi vocación», señaló.

Su familia vendió la iglesia y se mudó a Florida, en ese momento comenzó a alejarse de su religión, a salir con chicos y explotar su sexualidad.

«Nací para ser una criatura sexual», señaló sobre sí misma al explicar que dejó la educación para tomar el control de su tiempo y ganar su propio dinero.

Trabajaba como asistente dental y comenzó a ir al gimnasio, en poco tiempo creó su cuenta de Instagram de fitness, donde mostraba su cuerpo, allí un seguidor le sugirió unirse a OnlyFans y en poco tiempo la plataforma le permitía ganar dinero.

Solo en su primer mes recaudó 85.000 dólares, renunció a su trabajo y se dedicó a tiempo completo a la plataforma.

Este jueves 19 de agosto, sin un motivo aparente, la plataforma de contenido por suscripción “OnlyFans”, dio a conocer su decisión de prohibir que sus usuarios compartan fotos y videos de “conducta sexualmente explícita”.

Supuestamente, la decisión fue tomada para garantizar la “sostenibilidad” a largo plazo de la plataforma. Sin embargo, curiosamente, la información fue anunciada de la mano con la publicación de una investigación adelantada por la BBC de Inglaterra.

En el trabajo, se recolectaron documentos y testimonios que demostrarían que, pese a las normas comunitarias de la aplicación, si una cuenta acumulaba suficientes fans, no era suspendida a las tres “advertencias”, aunque reiteradamente infringiera las normas comunitarias.

Sin embargo, lo más delicado que se denunció fue el hecho de que algunos menores de edad estaban utilizando la plataforma para vender contenido sexual explícito, lo cual califica como pornografía infantil. Así mismo, denunciaron otros casos que incluirían delitos como trata de personas.

La posibilidad de que los contenidos pudieran ser ilegales coloca a OnlyFans en una situación comprometida y podría ser la razón por la que decidieron ser más rigurosos con sus creadores.

Por su parte, Bloomberg aseveró que los cambios responderían a la presión de los proveedores de pagos y bancarios, los cuales no están de acuerdo con el tipo de contenido que circula en la plataforma.

OnlyFans es una de las plataformas favoritas de las mujeres para hacer frente a la crisis económica que atraviesa Venezuela. Recientemente, algunas se quejaron de la decisión tomada por la empresa, ya que representaría un duro golpe a su economía.