septiembre 25, 2021

Más Noticias

Información al instante

Pfizer

La mayoría de las personas que recibieron la inyección de refuerzo de Pfizer experimentaron efectos secundarios similares o menos a los de la segunda dosis, y el síntoma más común fue solo dolor en el lugar de la inyección, según un nuevo estudio.

Alrededor del 88 por ciento de los participantes que recibieron una tercera dosis de Pfizer en Israel informaron sentirse “similares o mejor” que cómo se sintieron después de la segunda inyección, según un estudio realizado por Clalit, el proveedor de salud más grande del país.

Los hallazgos preliminares publicados el domingo provienen de más de 4.500 personas que recibieron la vacuna de refuerzo entre el 30 de julio y el 1 de agosto.

Alrededor del 31 por ciento informó efectos secundarios como dolor o hinchazón en el área del lugar de la inyección.

Otro 0,4 por ciento dijo que sufría de dificultad para respirar, mientras que el 1 por ciento dijo que buscó atención médica debido a uno o más efectos secundarios, según el informe.

Israel comenzó a administrar las inyecciones de refuerzo hace unos 10 días a personas mayores de 60 años en un esfuerzo por contener la propagación de la variante Delta altamente contagiosa.

Ran Balicer, director de innovación de Clalit, dijo que aunque los resultados del estudio son “iniciales y autoinformados”, sugiere que la tercera dosis en la mayoría de los casos tuvo efectos secundarios similares a las dosis anteriores.

“Aunque todavía no tenemos una investigación a largo plazo sobre la eficacia y seguridad de la tercera dosis de refuerzo, para el manejo de riesgos personales de cualquier persona de 60 años o más, estos hallazgos continúan apuntando al beneficio de la inmunización ahora, junto con un comportamiento cuidadoso entre los adultos y evitando reunirse en espacios cerrados ”, dijo Balicer.

El gigante farmacéutico Pfizer se la ha ocurrido una innovadora idea. La compañía, que actualmente ya administra una de las vacunas vitales para librar la batalla contra el Coronavirus, informó que está trabajando en un medicamento por vía oral para COVID-19 y que podría estar listo para finales de 2021.

El doctor Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, se mostró optimista sobre las perspectivas de su progreso. “Si todo va bien y aplicamos la misma velocidad que nosotros, y si los reguladores hacen lo mismo, y lo están, espero que para fin de año”, dijo a la cadena CNBC ante una probable fecha para comenzar a utilizarla.

Según detalla el empresario, los ensayos iniciales de este fármaco oral comenzaron en marzo, por lo que están prestando suma atención al tratamiento, ya que a diferencia de las inyecciones que actualmente se administran, el paciente no tendría la necesidad de visitar un entorno hospitalario.

“Podrías conseguirlo en casa y eso cambiaría las reglas del juego”, dijo Bourla. Finalmente agregó que para la temporada de verano estarían dispuestos a dar más información, ya que también preparan un antiviral inyectable.

Cabe destacar que Pfizer ya ha vacunado por completo cerca de 49 millones de estadounidenses. Su proceso consiste en un par de dosis administradas con una diferencia de tres semanas entre inyecciones. Y según precisa la compañía, desde diciembre hasta la fecha se han aplicado 122.7 millones de dosis.

Cómo funciona la pastilla antirival de Pfizer y quiénes podrían tomarla

El director ejecutivo de Pfizer explicó que los medicamentos que podrían estar listos para fin de año son conocidos como inhibidores de una enzima llamada proteasa. Detalló que se usa ampliamente en pacientes con VIH y Hepatitis C.

Tanto el antiviral por vía oral como inyectable actúan impidiendo la recplicación de proteínas necesarias para la producción de partículas virales infecciones. De allí parte la base de que deberían ser efectivas contra variantes del Coronavirus que ya han surgido, así como posibles mutaciones en el futuro.

El doctor Albert Bourla no especificó quiénes podrían optar a la pastilla antiviral, sin embargo, tampoco arrojó alguna restricción en los pacientes, en cuanto a su edad, condición de salud o género. Con el paso de los meses seguro habrá mayor información sobre algunos casos, como las mujeres embarazadas.

Según reseña Yahoo, actualmente el único antiviral aprobado en los Estados Unidos para tratar el Covid-19 es el remdesivir , fabricado por Gilead Sciences. Este medicamento de uso emergente fue otorgado por la Administración de Drogas y Alimentos, en mayo de 2020, y en octubre recibió la autorización plena.

Desarrollado originalmente para tratar el ébola, el remdesivir se administra por goteo intravenoso. De hecho, esta fue la alternativa que se aplicó en el ex presidente Donald Trump cuando fue hospitalizado por contrar COVID-19, en octubre de 2020. Un ensayo posterior de la OMS descubrió que suefecto es defectuoso cuando se trata de casos graves, pero otras investigaciones demostraron que puede acortar el tiempo de recuperación del virus.